Martes, 19 de Septiembre de 2017

Usted está aquí: Artículos y Reseñas Artículos Sarah Andrews, Esposa de Miranda

Sarah Andrews, Esposa de Miranda

Correo electrónico Imprimir

Por: R.J.Lovera De-Sola

Durante más de dos años, desde su llegada a Londres (julio 14, 1810) hasta 1812, o comienzos de 18131, vivió Andrés Bello en la casa de Miranda, situada en el 27 de Grafton Street. Durante los primeros meses también residió allí el futuro Libertador y don Luis López Méndez. Fue durante sesenta y cuatro días la única vez que pernoctaron juntos los tres grandes caraqueños. El 16 de septiembre de ese año Bolívar regresó a Venezuela. Veinte días más tarde (octubre 10) partió el Precursor con el mismo destino. La significación del encuentro entre Miranda y Bello ha sido recalcado por los estudiosos de su vida2.

La dueña de la casa donde residió el Humanista fue Sarah Andrews(1774-1847), a quien no sólo trató Bello mientras vivió bajo el mismo techo sino mientras vivió en la capital inglesa. Muy cercanas fueron las relaciones ya que Bello siguió utilizando la biblioteca de don Francisco para sus estudios e investigaciones sino que a conocer los contenidos de las estanterías trajo un día de 1816 al sabio José María Vargas(1786-1854). En otra oportunidad visitó la casa en compañía de Bartolomé José Gallardo(1776-1852), quien era en aquel momento el mayor erudito de la cultura hispana y amigo muy cercano de Bello, juntos habían añorado “libros y libertad”3. A don Bartolomé José obsequió Sarah un libro de la biblioteca mirandina4, gesto sin duda insólito en una persona que como ella había cuidado con tanto celo el tesoro del bibliófilo que fue Miranda5.

Los datos expuestos nos dicen que la relación entre el timidísimo Bello y la esposa del Precursor fue muy afectuosa. ¡En cuántas de las horas duras que pasó el humanista en Londres no habrá ido a contar sus cuitas a la buena doña Sarah! El calor de aquella relación imposible pasarlo por alto si recordamos que don Andrés bautizó con el nombre de pila de Miranda a su segundo hijo Francisco Bello Boyland(1817-1845) y fallecido este en 1845 Bello bautizó con el mismo nombre a su hijo menor Francisco Bello Dunn(1846-1887) nacido en Santiago al año del deceso del primer Francisco6. ¡Tal había sido la huella que el Generalísimo había dejado en él!

Pese a lo expuesto hasta hace muy poco tiempo no se poseían datos exactos sobre la vida de Sarah Andrews, mujer que tan relacionada estuvo con Bello durante los diez y nueve años que este vivió en el Reino Unido.

Cónyuge del General
Pero poco a poco, gracias a una investigadora venezolana conocemos con mayor precisión quien fue la esposa del Viejo Girondino . Nos referimos a Miriam Blanco Fombona de Hood(1922-1991). Ella es hija de exiliados gomecistas quienes se establecieron en Londres, escritora bilingüe, autora de narraciones y de estudios históricos como Diplomacia con cañones7, quien ha dedicado buena parte de sus menesteres intelectuales a seguirle la pista a los venezolanos que han vivido en Inglaterra, como Miranda y Bello. Ha sido este interés el que le ha llevado tras las huellas de quien desde ahora conoceremos, gracias a sus pesquisas, como la esposa de Francisco de Miranda. A dilucidar este asunto dedica El enigma de Sarah Andrews, esposa de Francisco de Miranda8, volumen el cual, apoyándose en documentación de primera mano, y sin dejar de utilizar la agudeza psicológica para comprender el asunto, teniendo que hilar finísimo, nos muestra quien fue realmente Sarah, rectificando prácticamente a cuantos, como William Spence Robertson(1872-1955)9  y Joseph A. Throning10, escribieron sobre ella sin tomarse el trabajo de consultar la documentación.

Hasta ahora la imagen de Sarah que teníamos era la de “Ama de Llaves” del Precursor. Ella, en el otoño de la vida del General, le dio dos hijos, Leandro(1803-1886) y Francisco(1806-1831). El viejo Girondino fue en parte culpable de la idea, pues aunque en una de sus cartas le llama “my good Sally” y “my dear Sally”11. Y en las dos versiones de su testamento se refiere a ella como “mi fiel ama de llaves”12. Quizás pensó denominarla así dado el puesto que ella iba a ocupar frente a la familia al ausentarse él poco meses más tarde para su invasión a Venezuela(1806). En 1810, sin saber que ya no retornaría, ratificó, en su segundo testamento, lo dicho en 1805 con algunas pocas variantes.

Sarah fue el centro del estirpe fundada por Miranda hacia 1801. Ella vivió desde 1802 hasta su muerte en la misma casa, 27 Grafton Street (hoy 58 Grafton Way) lugar que fue además de residencia de ambos y de sus hijos, el hogar de la Independencia Suramericana13.

Al investigar la Blanco Fombona se dio cuenta que los descendientes de Sarah la consideraron siempre esposa de Miranda (p. 16). Además conservan aún el anillo que don Francisco dio a Sarah, y que según tradición(p.27) fue el mismo que le obsequió Catalina II La Grande(1729-1796) a él.

Partiendo de allí la autora de El enigma de Srah Andrews, esposa de Francisco de Miranda pudo establecer, respaldada por testimonios, que se insertan en su libro, que Sarah no era judía, ni huyó con Miranda de York, ni había nacido en la misma ciudad, ni había muerto en 1850.

En verdad fue una joven protestante, nacida en Market Weigthon, pequeño poblado del condado de York. Sus padres fueron John Andrews y Dinah Hewson. Sara fue bautizada, según el rito de la Church of England (julio 29, 1774). Perteneció además a una familia de gente de buena posición económica y refinada cultura.

Market Weigthon era ciudad que tenía nexos comerciales con Venezuela por el cacao (p. 29) y fue villorrio importante en la vida de Miranda. El acudía allá para entrevistarse, sin el rigor protocolar de Londres, con los políticos ingleses en busca de apoyo para sus planes. Entre quienes trató allí se contó Lord Harrowby, a cuya casa fue a dar, gracias a lo cual se salvó, el archivo mirandino, el cual fue decomisado a Pedro Antonio Leleux(1781-1849) en Curazao en 1812 y enviado a Inglaterra. En la casa de los Bathurst fue hallado (p. 45 y 55, nota 29). De tal manera que fue allí en Market Weigthon, a donde posiblemente fue llevado un tío de Sarah, el pintor Stephen Hewson, que Miranda la conoció.

Miriam Blanco Fombona señala que ambos se casaron pues así lo reconoce la partida de bautismo católico de sus hijos; así se afirma en el acta matrimonial de Leandro y así consta en el acta de enterramiento de Sarah (Enero 4, 1847) donde se le nombra como Sarah Miranda. La misma Sarah, viuda desde 1816, cosa que se reconoce también en el documento, al cual hemos hecho referencia, recibió una pensión del gobierno inglés.

Aunque Miriam Blanco Fombona no encontró la partida matrimonial de don Francisco y su esposa nos ofrece una serie de argumentos que nos permiten llegar a la conclusión que efectivamente hubo una boda, ceremonia que dadas las restricciones para los matrimonios católicos en la Inglaterra de esa época debió realizarse en forma clandestina (p. 51) lo que era usual. Sarah por pertenecer a una familia de creyentes, muy unidos como lo explica la autora, difícilmente pudo huir con don Francisco; el sacerdote católico que bautizó a los hijos de ambos en Londres (marzo 23, 1806) dejó constancia que los dos niños eran hijos legítimos y el hecho de que Miranda denomine a sus hijos “naturales” en su testamento, lo hizo siguiendo los usos ingleses de su tiempo, pues allá se consideraba hijos naturales a los legítimos y bastardos a los que nacían fuera del matrimonio.

1Carlos Pi Sunyer: “Las casas donde vivió Andrés Bello en Londres” en sus Patriotas americanos en Londres,p.189-197. Ver especialmente las p.189-190.
2José Luis Salcedo Bastardo: Crisol del americanismo. La casa de Miranda en Londres. Caracas: Cuadernos Lagoven,1980
3Asi lo afirma Gallardo en una carta a Andrés Bello(Londres: Enero 5,1817), está citada parcialmente por Pedro Grases en sus Libros y Libertad. Caracas: Ediciones de la Presidencia de la República,1974. XIX,263 p. La cita procede de la p.XI.
4Consultar: Pedro Grases: “Suerte y ventura de un libro de la biblioteca de Miranda” en sus Libros y Libertad,p.94-99.
5Carlos Pi Sunyer: “Sarah Andrews” en sus Patriotas americanos en Londres,p.81-84. Ver las p.82-83.
6Sergio Martínez Baeza: “Los descendientes de Bello en Chile” en Varios Autores: Bello y Chile,t.I,p.75-78. Ver la p.77.
7Miriam Blanco Fombona de Hood: Diplomacia con cañoñes,1895-1905. Traducción: Jaime Tello. Caracas: Ediciones de la Presidencia de la República,1975 339 p.
8Miriam Blanco Fombona de Hood: El enigma de Sarah Andrews, esposa de Francisco de Miranda. Prólogo: Pedro Pablo Barnola. Caracas: Banco Mercantil y Agrícola, 1981. 131 p.
9Wlliam Spence Robertson:Vida de Miranda. Caracas: Academia Nacional de la Historia,2006. XII,491 p.
10Joseph A.Thorning: Miranda, ciudadano del mundo. Caracas: Instituto Panamericano de Geografía e Historia,1981.339 p.
11Francisco de Miranda: Archivo del General Miranda, t.XVII,p.333 y 334.
12Francisco de Miranda: Archivo del General Miranda,t.XVII,p.221.
13José Luis Salcedo Bastardo: Crisol del americanismo,p.7.