Domingo, 25 de Junio de 2017

Usted está aquí: Artículos y Reseñas Artículos Para Una Historia Universal de las Mujeres

Para Una Historia Universal de las Mujeres

Correo electrónico Imprimir

Por: Roberto Lovera De-Sola

Las Grandes Preguntas Sobre el Ser Femenino
Creemos que debemos comenzar esta exposición no entrando primero en la historia de las mujeres, que es nuestro tema principal, sino preguntándonos cual se podría considerar la esencia del ser femenino y tratándonos de explicar el por qué de la gran misoginia, del pensamiento contra la mujer, que es lo que hallamos a través de los siglos al menos hasta el siglo XVII cuando hacia los años finales de esa centuria una escritora inglesa, Mary Astell(1668-1671) hizo conocer dos escritos: Una seria proposición a las damas(1697) y Algunas reflexiones en torno al matrimonio(1700). Su pensamiento era sencillo, lógico, “Si todos los hombres nacen libres, ¿por qué todas las mujeres nacen esclavas?” .

Cuál es la Esencia
De allí que para comenzar debamos citar a Jack Holland(1947-2004), quien para poder trazar la historia de la misoginia debió haber dibujando la historia de la mujer en el mundo. De allí que indique: ”la historia convencional de las mujeres… consiste en lo fundamental en la historia de su relación con los hombres. De hecho hasta hace muy poco tiempo las mujeres han sido vistas en relación con muy pocas otras cosas”(p.20). Y a la vez indica: “en lo más hondo de la psique masculina están los manantiales de temor y fascinación que provoca la contemplación de la mujer”(p.193).

La Gran Pregunta
De allí que la gran pregunta sobre el ser femenino fue la hecha por Sigmund Freud(1856-1939), uno de los padres del siglo XX, uno de lo que hizo posible que esa centuria fuera llamada el siglo del sexo. La pregunta del sabio vienés fue “¿Qué quieren las mujeres?”, él dijo no haber encontrado la respuesta. Pero, digámoslo, esta existe.

Tanto que desde muy atrás, desde la Edad Media, la interrogante fue contestada en “El cuento de la comadre de Bath”, uno de los Cuentos de Canterbury de Geoffrey Chaucer(c1340-1400): “Una mujer quiere idéntica soberanía sobre su marido que sobre su amante, y dominarlo; él no debe estar por encima de ella” . Así la historia de la mujer “es una declaración de guerra al cuerpo humano. Y cuando un hombre se declara en guerra a sí mismo, la primera baja es la mujer. Esta es una guerra que no cesa”(p.78)

Por qué la Demonizacion de la Mujer
Escribió Holland: “Los aproximadamente mil años que separan el fin del mundo clásico y el surgimiento del moderno presenciaron el desarrollo de dos procesos en apariencia contradictorios: la beatificación de la mujer y su demonización”(p.91).

La Misoginia
Sobre el por qué de la misoginia, sobre el por qué de su extensión, hay que decir que los más destacados autores misóginos no fueron heterosexuales como el caso de Platón(428-348 aC) y Aristóteles(384-322 aC), bisexuales, sino misóginos como San Pablo(10-67 dC), o San Agustín(354-350), que antes había tenido una vida plena de aventuras sexuales con mujeres pero que terminó viendo en la mujer la siempre posibilidad de cometer pecados sexuales.

Fue ”la teoría de las formas de Platón la que volvió filosóficamente respetable la misoginia, su discípulo Aristóteles la hizo científicamente respetable”(p.41). Y de allí en adelante, días del mundo antiguo(s.VII aC-1000 dC), el poder, y la complejidad de la visión misógina…se deriva esencialmente de tres fuentes: intervención divina, misoginia y ascenso del cristianismo(p.69). Y en el Nuevo Testamento pese a que Jesús siempre iba acompañado por mujeres sus mismos discípulos “se sorprendían de que hablara con una mujer”(Juan IV,27).

Tal algunos de los orígenes de la misoginia, esta “procura deshumanizar a las mujeres por medio de definiciones restrictivas de cuál se supone es su verdadero papel”(p.195). Lo que todos estos pensadores, los nombrados y otros, “Lo que todos ellos tienen en común es su creencia, arraigada en la misoginia, de que el derecho de la mujer a elegir, aspecto fundamental de su autonomía, debe ser aplastado”(p.199).

La resistencia de la misoginia a través de los siglos “puede explicarse, en parte, por el hecho de que los misóginos siempre han proclamado dos cosas distintas…los misóginos han condenado a las mujeres por ser insaciables sexualmente o negado que tuviesen deseo sexual alguno”(p.135). Tal el poema del poeta inglés Alexander Pope(1688-1744), “Algunos hombres se inclinan por los negocios, otros por obtener placer, pero todas las mujeres son, en el fondo, disolutas”(p.45).
Por ello no deja de llamar la atención como para trazar la historia de la mujer haya que comenzar con su antítesis: la misoginia, el odio hacia la mujer. La misoginia surgió en el Mediterráneo oriental, hace tres milenios. Y es difícil llegar a su meollo, dice Holland, porque es siempre ”complicado rastrear la historia de cualquier odio”(p.21), por mucho tiempo el carácter de los hechos tendrá una “delimitación que vincula la virtud femenina con la falta de sexo”(p.25) lo cual siempre sirvió para deshumanizar a las mujeres. Y ello ha llegado hasta el punto que hasta ahora no se ha logrado explicar plenamente hasta ahora el por qué del miedo a la sexualidad, que está en la base de la misoginia, tanto que el ”hechizo del lecho se transfiguró en una pesadilla de autoaborrecimiento a medida que las tendencias misóginas se intensificaban hasta alcanzar niveles psicópatas”(p.83), fue por ese camino que la sexualidad solo llegó a ser considerada únicamente para procrear no para la recreación, (p.71), alejando de la cama el placer del sexo, dejando de lado el hecho de que el principio del placer es tan fundamental como el principio de conservación de la vida.

Fue por misoginia que el adulterio se castigaba severamente: ambos, hombre y mujer, morían lapidados como indica la Biblia(Deuteronomio: XX,20-21). Y toda otra practica sexual que no llevara a la procreación estaba prohibida: desde luego, la homosexualidad, masculina y femenina, el verter la simiente del hombre fuera de la vagina de la mujer, lo que es el onanismo no masturbación. El onanismo es lo que hoy llamamos “coitus interrumtus”, que es además una forma de control de la natalidad, un método anticonceptivo natural. Prohibida en aquella época la masturbación, que es el acto sexual más íntimo que toda persona humana puede tener ; proscrito el sexo oral; mal vista la mujer en los días de la mestruación(Mateo IX,20-22). La única excepción fue el canto amoroso y erótico del Cantar de los Cantares, uno de los libros del Antiguo Testamento, la Biblia Hebrea, que es sin el mayor poema amoroso y erótico de la humanidad.
Asi transcurrirán los siglos, solo será a partir del siglo XVIII cuando la situación cambiará, consecuencia del surgimiento de la democracia liberal en la era posterior a la Ilustración, “eventualmente la igualdad entre los sexos logrará desterrar la misoginia y ponerle fin al prejuicio más antiguo del mundo”(p.26).

Hoy
Para entrar en lo que deseamos exponer situémonos en nuestro tiempo y recordemos las luchas que han dado las propias mujeres para lograr tener el lugar que tienen hoy cuyo resultado es a que las mujeres tengan hoy libertad, personalidad jurídica, puedan votar, puedan escribir y firmar sus obras, pueda estudiar en la universidad, puedan participar en la política, puedan sostenerse a sí mismas sin necesitar al hombre, incluso, puedan embarazarse sin la participación del hombre, tal la inseminación artificial. Del hombre la mujer de hoy sólo necesita su amor. Más nada. Porque todo lo demás lo puede lograr ella por sí misma.

Tal los logros de las luchas de las mujeres y del feminismo. Gracias a él, y las luchas de muchas féminas, estas pueden vivir con libertad. No serían lo son es sin las feministas. Y sin las ideas mujeriles de algunos hombres sensibles, como llamaban Anais Nin(1903-1977), en Ser mujer , a los hombres que entienden y se relacionan bien con las mujeres.

La fundadora del feminismo fue la inglesa Mary Wollstonecrat(1759-1797), madre de la autora de la novela Frankestein, quien a través su Vindicación de los derechos de la mujer(1792) sentó las bases del feminismo hasta el punto que debe ser considerada su fundadora. Tanto nuestro Francisco de Miranda(1750-1816) en el siglo XVIII, aunque no lo crean , como John Stuart Mill(1806-1873) en sus Ensayos sobre la igualdad sexual escrito junto con su esposa, Harriet Taylor Mill, en pleno siglo XIX, expuso ideas tan novedosas para su tiempo como sus disquisiciones sobre matrimonio y divorcio, la emancipación de la mujer y la sujeción de la mujer.

Las “sufragistas” completaron el cuadro. El derecho al voto fue un hecho, pero este significó la amplia presencia de la mujer en la sociedad.

En 1949 Simone de Beauvoir(1908-1986) publicó El segundo sexo , el primer gran tratado sobre la mujer. El feminismo del siglo XX se desarrolló luego con dos libros de dos norteamericanas: Betty Friedan(1921-2006) en La mística de la feminidad y el Kate Millet(1934) con su Política Sexual . A estas añadiríamos dos más Contra nuestra voluntad de Susan Brownmiller(1935) sobre la violación y el colectivo La primera vez, sobre la pérdida de la virginidad . Incluso, dos de la gran española Monserrat Roig(1946-1991): ¿Tiempo de mujer? y Mujeres en busca de un nuevo humanismo.

En literatura las mujeres pasaron de no poder firmar sus obras, de sólo poder colocar “by a lady” al vasto movimiento de las mujeres que expresan su identidad escribiendo, proceso que tiene sus grandes hitos en obras como la de Las Tres Marías: Nuevas Cartas Portuguesas(1972) , quienes parten de las Cartas de amor de Mariana Alcoforado(1640-1723), una monja del siglo XVII.
Vivimos ahora el “post feminismo”. Betty Frieddan vuelve a aparecer con La segunda fase y Susan Faludi con La guerra contra las mujeres.

Se fijan por qué las mujeres hoy en día no pueden dejar de llamarse feministas. Los hombres sensibles las acompañan. Los machistas(el otro lado del hembrismo) se han quedado solos, llorando en las barras de los bares lo que suponen les hacen las mujeres, insultándolas a veces, para que sus amigos los crean muy machos, como en el ejemplar cuento Sábado por la noche de Salvador Garmendia(1928-2001) . Tal algunas reflexiones que hay que atrapar para comenzar .

Desde la Antigüedad
Comencemos por el pasado lejano. La historia de las mujeres deben comenzar por señalar que lo más antiguo en este suceder es la misoginia . Quien reveló con toda precisión y todos sus detalles el vivir femenino fue Simone de Beauvoir, en 1949, en una obra que se convirtió en la biblia del feminismo y popularizó el término, El segundo sexo.

Pese a lo observado por Jack Holland, a quien volveremos. La historia comienza con un hecho femenino: cuando Helena, esposa de Menelao, huye desde Esparta a Troya, raptada por París, este hecho doy lugar a la guerra de Troya, la que relata Homero en la Iliada. En ese suceso su belleza sin par jugó un gran papel. Así sexo y poder se hacen presentes por vez primera en la historia. Eso fue en el siglo VIII aC.

También en el siglo VIII aC fue redactada la Biblia Hebrea, la que los católicos denominan el Antiguo Testamento, es ella, junto con la Iliada y la Odisea, en el cual domina Penélope la historia, ambas de Homero y Los trabajos y los días de Hesíodo, los cuatro libros fundamentales de la antigüedad

Las Mujeres Destacadas
En el mundo antiguo las mujeres destacadas fueron: Helena, Penélope, Safo, Aspasia, Lisistrata, Cornelia, Lesbia, Cleopatra, Agripina la menor, Julia Donna, Teodora, Hipatia de Alejandría, filósofa, María, madre de Jesús, declarada Madre de Dios en el 431 dC. En los siglos V-X: solo una autora dramática, una religiosa alemana: Hroswitha de Gandershem, se conocen una docena de sus piezas.

A Partir del Año I de Nuestra Era

Siglos I-III
Durante los primeros tres siglos del cristianismo, I,II y III, las mujeres fueron esenciales en el notable éxito de la nueva doctrina.

La Edad Media
Las mujeres destacadas de la Edad Media fueron: Leonor de Aquitania(1122-1204), ejemplo de resistencia mujeril, fundó instituciones religiosas y educativas, apoyó las cortes de amor, fue llamada Madre del Siglo. “Las instituciones de las Cortes de Amor donde Leonor de Aquitania se ilustró…refleja la tentativa de las mujeres nobles, despojadas de sus antiguos privilegios, por crearse una esfera de competencia en el dominio cultural” , María Magdalena, la discípula de Jesus, y para algunos autores su esposa, por el culto de que fue objeto en esta época; Eloisa, Iseo, Juette, Soredamor y la Fenice.

Entre los años 1150-1250 dentro de Los Trovadores, hubo entre ellos veinte mujeres poetas. De Los Trovadores viene el amor cortesano y de allí la idea occidental del amor . También en la Edad Media hay que nombrar a Clotilde, esposa de un rey, hizo que este se convirtiera al catolicismo; Bathilda, mujer de Clodoveo II, quien logró mejorar la condición de los esclavos.
En los siglos X y XI Matilde, abadesa de Quedlingurgo, reinó en Germania, cuando su hermano Otón estaba ocupado en su reino de Italia; Teodora y su hija Marozia, controlaron el papado; Matilde de Toscana(1046-1115), dejó sus dominios al papa Gregorio, el emperador Enrique IV reconoció la guía del papa sobre la comunidad eclesiástica.

En Bizancio hay que subrayar la presencia de la emperatriz Pulquería(399-453), quien reinó en lugar de su hermano; Eudoxia, mujer de Teodosio, quien reorganizó la universidad de Bizancio; Ana Commena, historiadora destecada, fundó en 1083 una nueva escuela de medicina y en ella enseñó.

En el Islam, siglos VIII a X, del cual sabemos poco hay estas noticias sobre mujeres que actuaron con suerte. Hubo entonces mujeres instruidas como Sukaina, nieta de Fátima, la hija de Mahoma, fue Sukaina bisnieta del Profeta; reinas como Sitt Al Mulk, gobernó en el 1021; las mujeres sabias durante el dominio musulmán en España, en Córdoba y Valencia y también en Bagdad, en Irán. “En este período anterior al siglo XII la identidad de las condiciones de las mujeres es notable…Sin embargo, el antifeminismo no cejaba y ciertos hombres, particularmentre los Califas del mundo musulmán, ya trataban de limitar esas libertades” . Otras, como Santa Rabia, se ocuparon de los pabres y enfermos.

Siglo XII
Encontramos Jadwiga(1371-1399), polaca, fundó la universidad de Cracovia, llegó a ser jefa política y militar. En este siglo habían en París quince gremios de mujeres.

Siglos XII-XIV: Fin de la Edad Media
A finales del siglo XI la Revolución gregoriana impuso el celibato a los sacerdotes, la Iglesia eliminó a las mujeres de elevadas funciones que ellas desempeñaban. El centro de fermento cultural abandonó los Monasterios y pasó a las escuelas y a las universidades creadas por la Iglesia cerca de las Catedrales. La primera universidad del mundo fue la de Boloña, en la actual Italia. Pero también entonces el acceso a las escuelas y las universidades quedó prohibido a las mujeres, estas continuaron su educación en los conventos; en el siglo XIV los oficios de cirujano y de barbero fueron prohibidos a las mujeres.

En el siglo XII comienzó el gran desarrollo de las ciudades, las mujeres fueron eliminadas de los cargos burocráticos que hasta entonces ejercían y perdieron la libertad testamentaria y la independencia económica.

En ese siglo Cristina de Pisán(1364-1430), pidió la verdadera educación de las mujeres, pidió también una sociedad pacífica. Fue el tiempo de Juana de Arco(1412-1431).

Siglo XV
En el siglo XV la misoginia tomó un papel central , es la época de la muerte política de las mujeres, aunque en Londres habían 111 mujeres quienes ejercían la profesión de comerciantes. Y la reina Margarita de Navarra(1492-1549), fue una escritora conocida, quien trabajó por la paz. En esta centuria sucedió un hecho singular que todo lo cambió: la invención de la imprenta de caracteres móviles(1454). La Biblia de Johannes Guttenberg(c1397-1468) es de ese año. Se suceden dos hechos singulares: la caída de Constatinopla(mayo 29,1453) y el descubrimiento de América(octubre 12,1492).

Siglo XVI
Ya estamos en el Renacimiento. Se suceden hechos singulares en el campo de la cultura. Pero uno especialmente singular, de carácter religioso pero que tendrá consecuencias políticas: Reforma Protestante(octubre 10,1517). Dice Holland: “Los cambios que se dieron como resultado de las revoluciones religiosa, social y política que se produjeron a partir de la Reforma habrían de desafiar a la misoginia como nunca antes”, aunque está aun viva en la literatura .
Pero, sin embargo, La fierecilla domada de William Skakespeare(1564-1616), es el personaje de una constante insurecta.

Son los tiempos en que surge la novela, un género con caracteres propios, tal Garganúa y Pantagruel de Rebelais. El género se consolida, en 1605, con el Quijote. La novela encarna el individualismo.

Mujeres del Siglo XVI
Varias mujeres, además de las reinas van a tener influencia: Catalina de Bora, esposa de Martín Lutero, se convirtió en el “modelo de mujer-esposa que se ha trasmitido hasta mediados del siglo XX en las clases media de los países protestantes” .

Es el tiempo en que las mujeres pintoras o compositoras firmaban sus obras con el nombre de sus maridos o de sus hermanos, Margarita van Eyck es un ejemplo.

En este período las mujeres nobles se instruyeron, tal los salones: Lucrecia Borgia o Isabel de Este. Fueron los días de artistas como Ana María Ardoin: poeta, artista y compositora; Sofomisba de Cremona(1535-1625); Lavinia Fontana de Bolonia(1552-1614), artista; Poperzia di Rossi, escultora de Bolonia; en Inglaterra: la condesa de Pembroke, por su salón, siempre centro de altas discusiones intelectuales, pasaban los hombres de Estado y los grandes escritores como Shakespare y Ben Jonson(1537-1637); Juana de Navarra(1528-1572) tuvo la fama de que nunca mató a nadie por sus convicciones religiosas; Ángela de Merci, de Brecia, fundó las Ursulinas(1537) para educar a las jóvenes; Teresa de Jesús(1515-1566), no solo fue fundadora de conventos y santa sino notable escritora de temas místicos; la poeta Louise Labbé(1524-1566); María de Gournay(1566-1645), hija adoptiva de Montaigne(1533-1592), publicó La igualdad de los hombres y de las mujeres y El dolor de las damas.

El Siglo XVII
En el siglo XVII las mujeres lucharon contra el encierro de las mujeres. “El siglo XVII fue uno de los más turbulentos de la historia humana” : actúo John Locke(1632-1704), fundador del liberalismo; nacieron Voltaire y Montesquieu.
John Locke, el padre del liberalismo, sobre todo a través de sus Dos tratados sobre el gobierno, pidió “la necesidad de tratar de lograr la verdadera felicidad es el fundamento de toda libertad” , lo cual puso en cuestión la base de la misoginia pues pensaba que todo ser humano al nacer es una pizarra blanca que las circunstancias, especialmente la crianza y la educación crean lo que va a ser cada hombre y cada mujer.

En 1642 se efectuó la primera manifestación de mujeres que tomó las calles para protestar políticamente, 400 se congregaron frente al Parlamento en Londres para protestar por la situación económica, fue cuando se hizo presente este planteamiento mujeril: “No seremos esposas/ni amarraremos nuestra vida/en infame esclavitud”.

En 1647: en Massachusetts, en los Estados Unidos: una ley prohibió a los esposos golpear a sus esposas; se comenzó a debilitar el control de los padres en las elecciones conyugales de su hijos; en 1672 se descubrieron los ovarios; la poeta inglesa Aphra Behn(1640-1689) dio la primera versión femenina de la eyaculación precoz; mientras la corte de Luis XIV(1638-1715), el Rey Sol, era disoluta, allí surgió entonces también la música orquestal, el ballet y la comedia; en 1660 aparecieron los consoladores.

“Para finales del siglo XVII un número significativo de personas veían al sexo como una actividad independiente de la procreación y del amor” .

La novela comenzó a jugar un papel en la historia de las mujeres, la novela que relata lo que sucede en la sociedad se hace presente con Daniel Defoe(1660-1731), especialmente con Robinson Cruzoe(1719). Fue Defoe también padre del periodismo.

Fue el tiempo de la rebelde Cristina de Suecia(1626-1689), de la Señorita de Monpensier y la señora de Longueville, al lado de Condé, quienes resistieron la centralización monárquiica en Francia; Ana María van Schurman(1607-1678), llamada la Safo de Holanda, esta se escondía tras las cortinas para escuchar las clases en las universidad de Utrecht, hablaba diez idiomas, puso en su lugar el sentido de ser mujer; Ana Clifford(1590-1675), fue la fundadora de casas para pobres en Ingaterra; la Duquesa de Nwecastle, panfletista, exigió que las mujeres “fueran tan libres, dichosas y célebres como los hombres”; hubo transformaciones en la vida religiosa, consecuencia de la Reforma protestante, sobre todo en los países del norte de Eurooa, mientras España caía en la decadencia. La madre Angélica, hizo de la abadía de Port Royal centro de encuentro de personalidades intelectuales y de las controversias jansenistas. Juana de Chantal, cultivaba el misticismo.

El Siglo XVIII
En 1706 Mary Astell(1668-1731) se hizo conocer como la primera escritora feminista inglesa a través de Una seria proposición a las damas(1697) y Algunas reflexiones en torno al matrimonio(1700), su planteamiento era central: “Si todos los hombres nacen libres, ¿por qué todas las mujeres nacen esclavas?” .

Para fines del siglo XVIII había más mujeres novelistas que hombres en Inglaterra; la Pamela(1794) de Samuel Richardson(1689-1761), un clásico de las letras inglesas, es la antítesis de la misoginia: la protagonista resiste el asedio masculino.
Termina el dominio de la iglesia y se hace presente el pensamiento laico, especialmente desde Juan Jacobo Rousseau(1712-1778).

Fue el siglo XVIII una de las grandes centurias de la sexualidad, fue el primer siglo del sexo en la historia: la mujer deja de ser un receptáculo solo para dar vida, la mujer goza de su sexualidad con libertad, se inventa el condón; aunque la pornografía ya existía en el siglo XVI y el XVII, esta se populariza en el XVIII. De 1748 es la novela Fanny Hill de James Cleland. La pornografía, hay que decirlo, es la antitesis del erotismo. La palabra no llegó a ser inventada hasta 1857, aunque se usaba para describir a las prostitutas(p.159). Se ha transformado hoy en simple gimnasia sexual. Es el tiempo de Giocomo Casanova(1725-1798), del marques de Sade(1740-1814), de los novelistas libertinos, del “chapear” de nuestro Francisco de Miranda.
Es el tiempo de los filósofos de la Ilustración. El 14 de julio de 1789 se produjo la Revolución Francesa.

Pero hay ya una curiosa atmósfera a favor de la mujer a través de algunos hombres escritores. En 1782 nació el feminismo, en 1792, gracias a La vindicación de los derechos de la mujer de Mary Woltonecraft(1759-1797): su tesis central era que los derechos del hombres implicaban a los de las mujeres. Ese mismo año(octubre 26,1792): Miranda, es el primer latinoamericano en hacerlo, se pronuncia en favor de la igualdad de las mujeresy de los hombres . Pasará mucho tiempo para que su ejemplo sea seguido en las tierras de su nacimiento.

Mujeres Representativas del Periodo
En aquella centuria tan importante para la mujer las personalidades femeninas representativas que hay que nombrar fueron: las reinas Ana de Inglaterra y Catalina II la Grande de Rusia(1725-1796); Lady Mary Montagu, autora de escritos a favor de las mujeres; Mary Wollstonecraft(1759-1797) a quien ya hemos mencionado, destacada intelectual y la fundadora del feminismo; en Italia Laura Bassi, Ana Manzoli, María Agnesi(1718-1789), Mailda Festa, profesora de la Academia de San Lucas en Roma, Princesa de Parma, elegida a la Academia de Viena; en Francia la Marquesa de Lambert, Madame de Epinay, Madame de Chatelet, protectora de Voltaire, Madempiselle de Epinasse, protectora de D´Lambert, Madame de Stael(1766-1817), Madame Roland(1754-1793), Olimpe de Gouges(1748-1793), Madame Lavoiser, química y pintora, Emilie du Chatelet, traductora al francés de los Principios de Isaac Newton(1642-1727); en Iglaterra Chatherine Macaulet(1731-1791), historiadora, escribió una Historia de Inglaterra.

La Revolucion Francesa
En 1789, año de la Revolución Francesa, fueron declarados los Derechos del hombre y del ciudadano y casi inmediatamente una publicista Olympia de Gauges, divulgó de la Declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana, lo que dio un sesgo femenino a aquel gran movimiento, el de los derechos humanos. Ello porque también fue aquel el tiempo de los derechos políticos de la mujeres . Condorcet, los expuso en la Asamblea Nacional y nuestro Francisco de Miranda los pidió, en aquellos mismos días, a través del diputado Jerome Petion.

El Siglo XIX
La presencia de las mujeres a todo lo largo del siglo XIX va a ser significativa. En 1812 fueron los motines de Nottigham, en Inglaterra, por la fijación del precio de la harina, fueron dirigidos por mujeres. Tras el final de la época napoleónica, consecuencia de la batalla de Waterloo(junio 18,1815), se produjo un retroceso en los logros de los derechos femeninos, la Asamblea Nacional francesa negó a las mujeres sus derechos políticos. De 1825 data primer manifiesto feminista en Inglaterra, inspirado Anna Wheeler; en el Familisterio de Guisa, creado en 1830, se admitía mujeres en condiciones de igualdad en el gobierno de la comunidad. Claire Demar “’reclama la prueba física de la carne por la carne’. Esta reinvidicación de la unión libre, nueva entre las mujeres por relación con las ideas tradicionales sobre el amor y el matrimonio, se tradujo en la fundación de los falansterios y de comunidades” . Ya se reclamaba entonces el derecho al voto para las mujeres; las lavanderas obtienen una reducción de dos horas en su horario de trabajo; en 1847 el médico inglés, James Young Simpson(1811-1870) administra por vez primera el eter durante el parto.

Fecha central dentro de la acción femenina debe considerarse el año 1848 cuando en Séneca Falls, en el estado de Nueva York, se reunió la Primera Convención de los Derechos de la Mujer. Allí se lanzó la campaña a favor del voto femenino. Nació allí el Movimiento sufragista.

En 1849 varias mujeres obtuvieron en Estados Unidos la licencia para ejercer la medicina; en 1857: Inglaterra autorizó a las mujeres a solicitar el divorcio, pese a que pervivió durante mucho tiempo la idea “el adulterio de la esposa es, y siempre será, una cuestión más grave que la infidelidad del marido” . Inlcuso, en ciertas legislaciones, el uxoricidio estaba permitido; en 1861: en Inglaterra y Gales trabajaban tres millones de mujeres, 279 trabajaban en oficinas. Los sueldos era el problema: un hombre ganada entre 14 y 22 chelines por semana; una hilandera: 5 chelines; en Estados Unidos un obrero de la industria de algodón 1,67 dólares semanales; una mujer 1,05 dólares. En Francia un hombre ganaba dos francos diarios; una mujer uno .

La situación de los obreros fueron observada por el gran novelista de la pobreza, Charles Dickens(1812-1870); Carlos Marx(1818-1883) y Federico Engels(1820-1895) también; pero ante que ello un venezolano, Fermín Toro(1806-1865), cuando fue diplomático en Londres, había descrito aquella situación en su novela Los mártires(1842), anterior a La situación de la clase trabajadora en Inglaterra de Engels; en 1867 John Stuart Milll(1806-1873) propuso los derechos femeninos, en El sometimiento de las mujeres. En 1888, en plena época victoriana, los cinco asesinatos de Jack el destripador fueron hechos contra mujeres: sus víctimas fueron prostitutas. Durante la larga y represiva época victoriana fue siempre mal vista la práctica sexual de las mujeres fuera del matrimonio. El máximo exponente de todo aquello no fue un juicio contra una mujer sino contra un hombre que se declaró homosexual para ser fiel a si mismo: Oscar Wilde(1854-1900). En 1879, en Francia, el Congreso Femenino Socialista Francés intentó obtener los derechos políticos de las mujeres; viente años después, en 1899, fue concedido el voto a las mujeres en los Estados Unidos.

Mujeres Representativas
Durante el siglo XIX sus figuras más representativas fueron la novelista británica Jane Austen(1775-1817); George Sand(1804-1878), la notable escritora, quien se vestía con ropa masculina en búsqueda de un respeto por la igualdad, si las mujeres eras menos, pensaba, para ser respetadas debían vestirse como hombres; igual eco de lo hecho por George Sand lo tuvo en una destacada novelista inglesa, Mary Anne Evans(1819-1880) quien firmó su obra con el seudónimo de George Eliot, un nombre de hombre. Cosa que también hizo en España otra creadora Cecilia Boohl de Faber(1796-1877), quien suscribió las suyas como Fernán Caballero.
La mujer política más representativa, feminista y socialista utópica, fue Flora Tristán(1803-1844). El derecho al trabajo de las mujeres venía de sus proposiciones, fue aceptado; los derechos de las mujeres, consecuencia de las ideas de Flora Tristán, fueron las tareas cumplidas por Jeanne Deroin y Pauline Roland.

En 1848 el año de gran revolución ya había quedado el magisterio de Flora Tristan, anterior al de Marx, fue ella quien creó la consigna “Proletarios del mundo uniós” que siempre se ha atribuido a Marx, cosa que él no hizo. Flora también encabezó la marcha contra el corsé, precusora de la marcha contra el sujetador de las feministas norteamearicanas de los años sesenta del siglo XX. Así en la revuelta de 1848, ya muerta Flora Tristan, las mujeres participaron en aquella revuelta, se creó La voz de las mujeres, periódico el que al año siguiente, 1849, será La opinión de las mujeres.

Ese mismo año 1848, año de convulsión universal, en los Estados Unidos: Elizabeth Cady Staton y Lucrecia Mott, organizan la Convención de Seneca Falls, en donde se lanzó la campaña por el sufrafgio femenino; en 1851 el filósofo inglés John Stuart Mill, expuso sus tesis en favor de los derechos de las mujeres, su espoa, también intelectual, que antes hemos nombrado, lo acompañó en su campaña y escribió su punto de vista.

En 1865 fue creada en Nueva York una escuela de medicina para mujeres.

En 1870, en los sucesos de La Comuna en París: Louise Michel y Elizabeth Dimitrieff, amiga de Marx, fundaron la Unión de las mujeres, sección femenina de la Internacional Comunista, surgida al calor del Manifiesto Comunista de 1848. Ni en 1848 ni en 1870 Marx no logró que sus ideas tuvieron eco en la sociedad: el socialismo no llegó al poder. En la politica de fines de siglo estuvieron muy activas Clara Zetkin(1857-1933), creadora del Día Internacional de la mujer(marzo 8) y la militante marxista Rosa Luxemburgo(1871-1919), una de las primeras comunistas en disentir de Lenin(1870-1924).

El Siglo XX
Es lógico llamar al siglo XX el siglo del sexo y la centuria de las mujeres, ya que “no fue hasta mediados del siglo XX cuando las mujeres mismas tuvieron el poder de determinar cómo se definiría la política del cuerpo” . Poco a poco se fue llegando a la comprensión de la sexualidad femenina; en 1960 la aparición de la píldora anticoncetiva, cuestionó la antigua jerarquía “abrió un panorama de igualdad sexual” . La batalla de la Iglesia contra la píldora a través de la enciclica Humane vitae de Paulo VI(1897-1978), Juan Basttista Mointini, cuyo redactor fue el futuro Juan Pablo II(1920-2005), se presentó muy pronto pero el derecho de las mujeres de elegir cuando ser madre se impuso. Y lo contrario el derecho a no serlo cuando no lo deseara, eso hizo también que la soltería también se impusiera como una elección vital, al igual que el derecho a no ser madres sino no lo deseaban. También se impuso el el derecho al aborto. La sexualidad, sus gozos y placeres se impusieron, lo que siente la piel se puso por delante en los casos de las mujeres y los hombres.

Por ello mujer del siglo fue considerada la francesa Simone de Beauvoir, la autora del primer tratado completo sobre las complejidades del ser femenino, obra, con sus características, nunca publicada a lo largo de la historia.

Así fue el siglo XX el tiempo que implantó el feminismo, este significó la presencia de las mujeres en la sociedad, en la occidental sobre todo porque el mundo musulmán sigue siendo un mundo anti-mujer. Basta pensar en la presencia de los Talibanes o en el horror que significa la ablación del clítoris, operación que impide el placer sexual.

En cambio en occidente, y en algunos países desarrollados de Asia como Japón y la India, se impuso la educación igualitaria de la mujer y su resurrección civil, la protesta contra la doble moral sexual: una para los hombres y otro distinta para las mujeres; la conciencia acerca de que la liberación de las mujeres solo podía ser obra de las mujeres, la extensión del derecho de las mujeres a los placeres de la sexualidad fuera del matrimonio, la idea que la liberación de las mujeres es inseparable de la de todos los trabajadores, idea expuesta en el siglo XIX por esa gran pionera que fue Flora Tristán; la relación entre la lucha por la promoción de las mujeres y la lucha por la paz; la creencia de que muchas causas políticas no habían triunfado por no tener en cuenta a las mujeres; el logro del voto, de los derechos civiles, de los derechos políticos. Todo ello comenzado muy atrás, desde el siglo XIX con las luchas de la sufragistas que lograron exponer consignas que iban más allá de la sola obtención del voto para la mujer. Por ejemplo, ya en 1907, la gran Alexandra Kollontai(1872-1952), formó en Rusia el primer club de 200 mujeres en San Petesburgo. Fue ella después la única mujer del gabinete de Lenin(1870-1924), la lucha por imponer que a trabajo igual, salario igual, incluido en el Tratado de Versalles(1919), en 1918 que puso fin a la Primera Guerra Mundial(1914-1918), el logro que en la Sociedad de las Naciones(1919-1946), madame Avril de Sainte-Croix fue la representante en ella de tolas las organizaciones de las mujeres mundo. La Sociedad de las Naciones surgió también del Tratado de Versalles, con el tiempo se transformó en las Naciones Unidas(1945). Después de la Primera Guerra Mundial fue otorgado el derecho al voto a las mujeres en numerosos países. En 1931, gracias a Clara Campoamor(1888-1972), una de las primera diputadas elegidas en España, la mujer obtuvo el derecho al voto, ejercido por vez primera en 1933, y más tarde la posibilidad de divorciarse, fueron ambos logros de la República Española(1931-1939), lo que indica que las grandes conquistas, de toda índole, solo se pueden hacer en democracia, el régimen en donde los puntos de vista más diversos pueden ser expuestos.

Pero hubo, desde luego, logros pero también carencias. Como apunta Jack Holland: “Tal como ocurrió en los totalitarismo del siglo XX, las cosas se convierten en su opuesto, de acuerdo con los dictados del régimen. Nos recuerda el mundo de pesadilla de la novela 1984 de George Orwell(1903-1950), con sus lemas dominantes: ‘La guerra es paz, la libertad es esclavitud, la ignorancia fuerza’…’la crueldad es piedad’. Al igual que en la Alemania nazi(1933-1945) y en la Rusia socialista(1917-1988) se considera aceptable que padres e hijos se denuncien mutuamente’” . Pese a lo que se crea la revoluciones socialistas tuvieron un signo anti-femenino muy claro, fueron hondamente anti sexuales, nada más represivos que los partidos comunistas.
Cerramos este punto: la misoginia como visión del ser femenino se va a explayar a través de los siglos, al menos hasta al menos el siglo XVIII cuando el sendero comenzó a torcerse(p.26).

Las Reinas
Si bien es cierto que el poder estuvo en manos de los hombres a lo largo de los siglos, hubo, desde luego, reinas de vez en cuando. Algunas de ellas, como varias de las que vamos a nombrar, fueron figuras destacadas, algunas dejaron honda huella en los países que gobernaron. Algunos nombres singulares debemos nombrar, sin que pensemos que agotamos todos los nombres.

Algunas lo fueron por sus logros particulares. Comenzamos con Isabel La Católica(1451-1504), la cual gracias a su matrimonio con Fernando El Católico(1452-1516), lograron juntos, pues ambos eran reyes, ella de Castilla y el de Aragón, convertir a España en una sólida y grande nación, más tarde, tras el descubrimiento de América(1492) por Cristóbal Colón(1451-1506), connvertirla en una imperio, el más grande y extenso de la historia, gracias, especialmente a la acción de su nieto Carlos V(1500-1558) y de su biniesto Felipe II(1527-1598), este fue el hombre que mayor poder tuvo a lo largo de la historia, en sus reinos no se ponía el sol pues cuando era la tarde en Castilla, era el mediodía en la América Española y estaba amaneciendo en Filipinas.
Hija de Isabel La Cotólica fue Juana de Castilla(1479-1555), conocida en los anales humanos como Juana La Loca, fue la madre de Carlos V.

Isabel I de Inglaterra, Isabel de Tudor(1533-1603), logró la unificación de Inglaterra y estableció la prepondencia de esa nación en los mares. Fue por sus convicciones politica llamada, con toda razón, brilló por su prudencia en sus accciones y por la muy buena politica económica llevada adelante a lo largo de su extenso reinado(1588-1603). Fue llamada la reina virgen porque no llegó a casarse, conciente de que si lo hacía dependenría del hombre quien fuera su marido, otra sagacidad de su manera de ser.

Hemos mencionado antes a Catalina de Rusia(1729-1796), mujer de absoluta voluntad, lectora de los Ilustrados, amiga de Voltaire, pero autocrata de fime carácter, tanto que hasta hizo asesinar a su propio marido Pedro III(1728-1762), hombre tan gafo que prefería jugar con sus muñecos de madera en vez de hacer el amor con su joven y bella esposa, la Zarina.

Deberíamos nombrar también entre las soberanas singulares a María Teresa de Austria(1717-1780), a Victoria I(1819-1901), reina de Inglaterra(1837-1901), con cuyo nombre se bautizaron sus días, “epoca victoriana” y a la actual monarca de esa nación Isabel II(1927), reina desde 1952, actuando aun en su largo reinado de sesenta y un años.

Las Mujeres en el Poder
Con el tiempo la monarquías fueron abolidas, quedan muy pocas en el mundo, pero en países que son monarquías parlamentarias, regidas por gobiernos constituciones.

Fue largo el proceso que llevó a las mujeres a ejercer el poder politico.

La primera mujer en ejercer el poder político en el siglo XX, sin pertenecer a la nobleza, lo fue Sirimavo Bandaraike(1916-2000), Primero Ministro de Ceilán, como autoridad al frente de una nación. Ello sucedió en 1960, más allá de mediados del siglo XX; a este siguió la hindu Indira Gandhi(1917-1984); la israeli, nacida en Rusia, Golda Meir(1897-1978); la argentina María Estela Perón(1931); la boliviana Lidia Gueyler Tejada(1921-2011); la británica Margaret Thatcher(1925-2013) o la filipina Corazón Aquino(1933), todas ellas lo fueron como militantes de partidos politicos fundados por hombres en los cuales ellas habían militado. Claro esta, que no todas lo hicieron igual. La Bandaranaike debió sustituir al marido en el poder; la Meir fue una mujer política por sí misma; la Perón llego porque así lo deseó el marido, sin que pueda compararse con otras que han alcanzado estas posiciones. Fue una dádiva masculina. Cosa que no sucedió a la Gueyler ni a la Thatcher, cuyo esposo debió adecuarse a las necesidades de la carrera de ella; ni a Corazón Aquino, mujer politizada, quien tuvo que asumir la dirección del partido que liderizaba su conyugue, Benigno Aquino(1932-1983) cuando este fue mandado a asesinar por el dictador Ferdinand Marcos(1917-1989) ; o Benazir Brutho(1953-2007), Primer Ministro de Pakistan desde el 16 de noviembre de 1988, tras haber soportado recia oposición y largos cautiverios. Fue asesinada durante la campaña electoral de 2007, en la que se proponía volver a ser Primer Ministro de su país.

Las otras latinoamericanas quienes han ejercido la presidente de sus país han sido, tras las que hemos nombrado, la argentina Cristina Fernández de Kirchner(1953), la nicaraguense Violeta Barrios de Chamorro(1929), la guyanesa Janet Jagan(1920-2009), la ecutoriana Rosalía Arteaga(1956), la panameña Mireya Moscoso(1946), la histaina Ertha Pascal(1943), la chilena Michelle Bachelet(1951), la costariciente Laura Chinchilla(1959) y la brasileña Dilma Rousef(1947).

Una Galería de Mujeres Destacables
Nuestros estudios sobre la mujer y la forma como ellas abrieron el espacio psicológico femenino nos han llevado a destacar especialmente a las mujeres que siguen.

Artemisia Gestileschi(1593-1653), la primera gran pintora mujer de todos los tiempos, es ahora cuando la hemos descubierto y comenzado a valorar su prodigiosa obra con el pincel, en ellas aparecen rasgos que hoy son considerados feministas, sobre el todo en el cuadro, recreación de un tema bíblico, donde Judit libera a su pueblo cortando la cabeza a Holofernes. Fue aquello sin duda un modo de hacer viva la violación de la cual fue víctima la propia Artemisia, la cual denunció sin miedo, se la llegó a torturar creyendo que mentía, pero todo lo resistió con valentía. Sin embargo, es un contrasentido histórico considerar su acción como un acto feminista ya que este movimiento no se inició sino a fines del siglo XVIII.

En el siglo XVIII es imposible no mencionar a Mary Wolltonecraf(1759-1797), creadora del feminismo, de quien ya hemos hablado.

En el siglo XIX a Flora Tristan(1803-1844), cuyos rasgos ya hemos comentados.
Lou Andreas Salomé(1861-1937), mujer independiente, intelectual y psicoanalista, su formación deslumbró al propio Sigmund Freud(1857-1939) cuando ella se presentó en su Círculo Piscoanálitio de Viena.

Camille Claudel(1864-1943) la gran escultura de vida tan trágica, sino hubiera sido la mujer independiente que fue nunca hubiera sido encerrada en un manicomio como castigo a la su vida independiente, aquello fuer realizado por su incomprensiva madre. Es un sanatorio estuvo durante casi medio siglo. Apenas estamos comenzando a conocerla. Fue tan gran escultora como Auguste Rodin(1840-1917), su amante, quien llegó a marginarla diciéndole que no era posible que hubieran dos Rodin, señal que era tan buena como él.

Misia Sert(1872-1950), la gran protectora de los Ballets Rusos en el París de los años viente. Alexandra Kollontai(1872-1952), pionera de la presencia de la mujer en la sociedad, quien no tuvo temor en titular uno de sus libros Autobiografía de una mujer sexualmente emancipada.
Gertrude Stein(1874-1946), altísima figura de la literatura del siglo XX, pese a que no es fácil leerla, dada la densidad de su pensamiento.

Alma Malher(1879-1964) la musa de los artistas quien como persona se frustró pro carecer de amor así misma.

Izak Dinisen(1885-1962), la gran cuentista danesa, uno de los grandes universales de ese género. La única persona también quien en los tiempos del colonialismo escribió en sus Recuerdos de África una obra llena de amor por los negros de Kenia. Louise Bryant(1887-1936), periodista norteamericana quien escogió su vida por su sí misma, quien batalló por un modo propio de ser para las mujeres.

Katherine Manfield(1888-1923), uno de los grandes nombres del cuento literario universal, ser de vida apasionada.

Anna Atmatova(1889-1966), seguramente la mayor poeta rusa del siglo XX, víctima de la persecución estalinista.

Djuna Barnes(1892-1962), de vida liberada, autora de la novela El bosque de la noche(1936), en la que hurga en los laberintos de la sexualidad, con la mano maestra del gran estilista.
Lilliam Hellman(1894-1984), no solo una gran dramaturga sino mujer de vida independiente, formó con Dashiel Hammet(1894-1961), una de las grandes parejas de su siglo, tan importante en ello como el duo Simón de Bauvoir-Jean Paul Sartre, considerados la pareja del siglo por no detenerse más en el otro dúo Hellman-Hammet.

Wallis Simpson(1895-1986), una buena encarnación de la maldad.

Milena Jesenska(1896-1944) la novia de Franz Kafka(1883-1924), destacada escritora, víctima del Holocausto.

Tina Modotti(1896-1942), uno de los paradigmas latinoamericanos de la mujer liberada.
Golda Meir(1897-1978), una de las primeras mujeres en ejercer el poder, como Primer Ministro de Israel, nación de la cual fue una de sus fundadoras.

Nacidas en el siglo XX destacamos a Anaís Nin(1903-1977) cuyo Diario es la mas grande confesión autobiográfica de la literatura universal, 15.000 páginas, pero quien es además quien mejor reveló en su Diario lo esencial del sentimiento amoroso.

Margueritte Yourcenar(1903-1987), por sus novelas Memorias de Adriano y Opus nigrum.
La mexicana Frida Kalho(1907-1954), la mayor pintora surrealista de América Latina y cuyo paradójico vivir con el pintor Diego Rivera(1886-1957) preparó la libertad sexual y humana que muchas parejas han vivido en el correr del tiempo. Fue bisexual como Simone de Beauvoir(1908-1986) la llamada mujer del siglo.

Edith Piaf(1915-1963), por la forma como gracias a su arte, a voz, se puso al frente de la balada contemporánea. Su “Himno al amor”, cantada en las exequias del hombre que más amó es paradigmática.

Jane Bowles(1917-1973), grande escritora.

Indira Gandhi(1917-1984) la segunda mujer en el mundo en llegar a ser Primer Ministro, en su caso de la India.

María Callas(1923-1977), la mayor soprano de todos los tiempos, pero quien siempre fue mujer infeliz, consecuencia de aquella turbulenta infancia.

Marilyn Monroe(1926-1962), mito por su belleza, actriz notable especialmente en el campo de la comedia pero ser humano de vida trágica.

Grace Kelly(1929-1982), quien renunció así misma al renunciar a su profesión y fue infinitamente infeliz, pese a lo oropeles de la riqueza.

Brigitte Bardot(1934), Catherine Denueve(1943), Jane Fonda(1937), tres grandes estrellas de nuestro tiempo. Denueve, sin duda, la mujer más bella del siglo XX.

Joan Baez(1941) la cantante, pacifista y cercana amiga a Martín Luther King(1929-1968), a su lado estuvo el día que este pronunció su famoso discurso “Yo tengo un sueño”.

Eddie Segwiek(1943-1971) la trágica modelo de los años sesenta.

Diana Spencer(1961-1997), la sensible y bella mujer de vivir tan infeliz en la familia, más tarde abusada por el marido y la familia real británica, la que muy posiblemente la hizo eliminar físicamente para evitar se casara con un musulmán.

En las latinoamericanas nombramos La Malinche(c1498-c1597); a Inés de Suarez(1507-1580), una mujer decidida, de vida heroica en los días de la conquista; Aldonza Villalobos(1520-1575), la primera mujer en ejercer el poder político en Venezuela como Gonernadora de Margarita en el siglo XVI; María Teresa Rodríguez del Toro(1781-1803), la frágil esposa del genio de la libertad latinoamicana; Dominga Ortiz(1792-1875) patriota y heroína; Manuelita Saenz(1797-1856), sin duda la mujer más importante de todo el período de la independencia de América Latina; Teresa Carreño(1853-1917), pianista de relevancia universal; Laura Alvarado Cardozo(1875-1967), la monja venezolana fundadora de instituciones de servicio a los más necesitados; Teresa de la Parra(1889-1936), grande escritora, autora del primer libro propiamente feminista concebido por una autora venezolana, Influencia de las mujeres en laformación del alma ameriana, redactado en 1929, solo publicado en 1961; Victoria Ocampo(1890-1979) editora y autobiógrafa argentina; Antonieta Rivas Mercado(1900-1931), auspiciadora del arte y mujer de trágico destino: se suicidó en la Catedral de Notre Dame, en París; Irma De Sola Ricardo(1916-1991) de las fundadoras del feminismo venezolano; Evita Perón(1919-1952), admirada más que por lo que hizo como por lo que recibió de un hombre sin haber hecho nada por ganárselo. Las mujeres se ha apartado hace tiempo de aquello que reciben por dádiva masculina de los hombres que están en el poder.