Sábado, 24 de Junio de 2017

Usted está aquí: Artículos y Reseñas Artículos Instancias de la Creación Literaria Venezolana en la Primera Década del Siglo XXI

Instancias de la Creación Literaria Venezolana en la Primera Década del Siglo XXI

Correo electrónico Imprimir

Por: R.J.Lovera De-Sola

En forma de panorama, de apretada síntesis, repasamos lo significativo hecho dentro de las formas de la literatura venezolana, aunque hay un capítulo para la poesía la mayor parte está dedicado prosa venezolana en la última década(2000-2010), la primera del siglo XXI. Decimos prosa aunque incluimos el teatro porque este, hoy en día entre nosotros, se escribe en prosa y no en versos.

El Cuento
No debe llamar la atención el número significativo de libros de cuentos aparecidos en este período porque siempre la narración corta es el género principal de la narrativa venezolana. Nos encontraremos desde volúmenes de los maestros del género entre nosotros hasta sus mas nuevos cultores.

De la inmensa cosecha de don Julio Garmendia(1898-1977) ha logrado extrarer Oscar Sambrano Urdaneta ya tres nuevos títulos, aquí nos interesa La motocicleta selvática(2004) el cual reitera los dones aquel creador impar; la edición de los Cuentos completos(2000) de Arturo Uslar Pietri(1906-2001) permite volver a examinar un aspecto singular de su creación literaria, hondamente significativa en él y gozar de su bellezas y hondos asuntos; de Salvador Garmendia(1928-2001) en Entre tías y putas(2008) dos ofrece una mirada a dos tópicos de su escribir; el único libro de cuentos de Elisa Lerner(1932) es Homenaje a la Estrella(2002), el que le da titulo no puede ser más doloroso, nunca ha mujer ha escrito sobre la condición femenina con tanta asperaza; José Balza(1939) reitera sus cualidades El doble arte de morir(2008); Judit Gerendas(1940) en Volando libremente nos introduce en sus mundos de ficción; Eduardo Liendo(1941) en Contraespejismo cultiva el cuento y el fragmento narrativo con destreza; Francisco Massiani(1944) reitera en Florencio y los pajaritos de Angelina su mujer(2005) los modos bellos de su escribir que lo hacen maestro del género; Ana Teresa Torres(1945) en sus llamados Cuentos completos(2002) nos ofrece sus idas y vueltas por los parajes de este modo mientras lograba anclarse en el género que es el suyo: la novela. Está aquí sin embargo un cuento memorable, el mejor de los suyos “Retrato frente al mar”; las inmensas destrezas de Lidia Rebrij(1948) son evidentes en Más frágil que el cristal(2000); Krina Ber(1948) es un nombre que no debe pasar inadvertido, en su segundo volumen Para no perder el hilo(2009) está el inigualable “Amor”; Federico Vegas(1950) nos ofrece en La carpa y otros cuentos(2008) una suerte de antología de sus libros de relatos; Silda Cordoliani(1953) escribe otra vez con delicadeza y finura en En lugar del corazón(2008), en donde ”Del corazón todavía” nos ofrece una incursión en los horrores de estos días trágicos que vive el país; Ángel Gustavo Infante(1957) penetra en Una mujer por siempre jamás(2007) en el cuento de amor o desamor mientras que Israel Centeno(1958) lo hace en sus Criaturas de la noche(2000) en los terrenos del horror; Ana María Velásquez en Creí que me besarías antes de partir, en varios de los más acabados, en una suerte de páginas redactadas utilizando los modos de la literatura autobiográfica; Sonia Chocrón(1961): con los modos de mirar los avatares del amor en varias mujeres en sus Falsas apariencias(2004); María Ángeles Octavio(1964): por la doble arista de su Exceso de equipaje(2004) por la maestría en el dominio del cuento y por el trato de erótico de varias de sus historias; Mónica Montañés(1966) por sus historias de parejas en Veintitantos amores y pico(2004) ya con cuatro ediciones sucesivas (2004,2005,2007,2009) que es hecho un suceso; Salvador Flejan(1966) por su inmersión en Intriga en el car wash(2006) en asuntos de la urbe y sus gentes y Rodrigo Blanco(1981), sobre todo en Los invencibles(2007).

Poesía
Tratamos aquí solo aquellos títulos que consideramos esenciales en este estos años: no hay duda que las mayores figuras son Rafael Cadenas(1930) por su Obra entera(2000) y Eugenio Montejo(1938-2008), especialmente por sus Papiros amorosos, son sus grandes poemas de amor de los últimos tiempos de su vida con dos ediciones(2002 y 2003), la segunda, impresa en Caracas, ampliada. Es en Papiros amorosos donde está el poema “Milagro puro” uno de cuyos fragmentos se encuentra en uno de los diálogos de la película 21 gramos(2003) del mexicano Guillermo Arriaga. Son estos versos: “El solo paso palpitante de su sangre/en nuestras venas,/la rotación de su misterio en la galaxia de las cosas,/para que gire la gran rosa en espacio/y nuestros cuerpos se encuentren en la tierra”(ed.2003,p.35); Francisco Massiani(1944) porque su Señor de la ternura(2008) nos muestra al fin su decesión de publicar sus bellos poemas, género que ha cultivado siempre; hecho singular ha sido la edición de las Obras completas(2008) de Hanni Ossott(1946-2002), quien en “Del país de la pena” escribió uno de los grandes poemas de la literatura venezolana; por reiterar Alejandro Oliveros(1948) en sus Poemas del cuerpo y otros(2005) su honda mirada poética; Cecilia Ortiz(1951) por su constante merodeo del amor en La pasión errante, poemario varias veces reeditado y todo el tomo Daños espirituales(2006), especialmente la sección “Hablo a mis muertos” en donde están las elegías a sus amados; María Teresa Ogliastri(1952) por la delicadeza de su registro; Miguel James(1953) nos llenó de gracia al reunir en Mi novia Itala come flores y otras novias(2007) todo sus textos de su escribir; Yolanda Pantin(1954) por ese breviario de venezolanidad que es su poemario País(2007); Edda Armas(1955) por la cuidadosa muestra del conjunto de su hacer que está Dagas y otras flores(2007); Gisela Cappellin(1959) por la canción de la amante que hallamos en su Psicalipsis(2007); Teresa Casique(1960) porque cada poema de Casa de polvo(2000) constituye un hondo registro de lo humano. En el caso de Teresa Casique debemos subrayar el valor de su ensayo Poesía y verdad(2007) uno de los escasos ensayos sobre le hecho poético publicado entre nosotros. Por su parte José Antonio Yepez Azparren(1960), Patricia Guzmán(1960), al reunir el conjunto de su escribir en Soledad intacta(2009), y Astrid Lander(1962) se han mantenido firmes a sus registros.

Teatro
En teatro, pese ha haberse montado originalmente en 1996, la figura principal de nuestra dramaturgia es Mónica Montañés(1966), especialmente por El aplauso va por dentro(1996), la pieza más montada de toda la historia del teatro venezolano, más de tres mil veces puesta en escena, siempre protagonizada por Mimí Lazo; llamamos también la atención del nombre de otro dramaturgo que ha logrado un lugar especial: Javier Vidal para nuestro gusto por Ambas tres(2001), Cinko(2001) y Tal para cual(2007); no debe dejarse de registrar la edición de casi todas las obras teatrales de Elisa Lerner, con la excepción de El último tranvía(1984) en el volumen Teatro(2004) y ahora la aparición de la Obra damática(2010) de José Ignacio Cabrujas(1937-1995), dos volúmenes que recogen todas sus piezas, compilados por el acucioso crítico de nuestra escena Leonardo Azparren Giménez(1941). Y en el campo de la historia teatral es insoslayable el denso estudio de Dunia Galindo: Teatro, cuerpo y nación(2000), sobre momentos esenciales de nuestra escena en el siglo XIX.

Crítica Literaria
Hay un libro de Luz Marina Rivas El discurso de la otredad que ha circulado por el correo de brujas de los medios académicos, este nos permite comprender el primer desarrollo contemporáneo de la literatura escrita por mujeres analizando el cuento de los años treinta a mediados de los cincuenta; los estudios sobre letras venezolanas de Javier Lasarte en Al filo de la lectura(2005), Gisela Kozak(1963): Venezuela, el país que siempre nace(2008) por su exploración de la interacción violencia-país sobre todo en la novela venezolana; Paulette Silva Beauregard por la exploraciones en nuestro mundo intelectual del siglo XIX en Las tramas de los lectores(2007); Gustavo Guerrero en su Historia de un encargo(2008) nos ofrece el mejor panorama ideológico del perezjimenismo; María Eugenia Díaz porque en su vasta muestra Escritoras venezolanas del siglo XIX(2009) recopiló prácticamente todo lo publicado por las mujeres venezolanas a lo largo de esa centurias; Pedro Enrique Rodríguez porque en su Oficio de lectores(2008) tocó diversos tópicos de lo literario desde peculiar ángulo. No dejaríamos de lado el personalísimo libro póstumo de Salvador Garmendia: Anotaciones den cuaderno negro(2003) con observaciones sobre el proceso creador.

Ensayo
En el ensayo la figura central es Manuel Caballero tanto en el examen de los hechos políticos como sus miradas a lo literario y lo histórico; la desaparecida Susana Rotker(1954-2000) por los mil asuntos que topa el lector en su Bravo pueblo(2005), sus investigaciones y análisis nos permiten ver el país desde la colonia hasta el siglo XX; Ruth Capriles por explorar en El libro rojo del resentimiento(2009) una característica de nuestra vida pública que se ha hecho presente precisamente durante esta misma década que historiamos por medio de los libros; Federico Vegas por permitirnos mirar en La ciudad y el deseo(2007) el hecho urbano. Y por fin hay cuatro libros que nos permiten penetrar en hechos e ideas de la sociedad venezolana: Axel Capriles en La picardía del venezolano(2008) en una actitud; José Balza en Pensar a Venezuela(2009) precisamente reflexionando al país de la misma forma que lo hizo con hechos decisivos, y que impiden a la sociedad venezolana andar, como lo hizo Ana Teresa Torres(1945) en La herencia de la tribu(2009) como Tomás Straka(1972) con La épica del desencanto(2009), todos estos agudos volúmenes podrían colocarse también en el capítulo de la historia que ahora sigue.

Historia
Dentro de la producción histórica que ha sido muy amplia porque los venezolanos en medio de la crisis que viven se están preguntando por su modo de ser, interrogaciones que se pueden ser por los caminos de la historia. Jorge Olavarría(1933-2005) nos dejó al fallecer el quinto gran libro sobre el gran dictador de Venezuela: Gómez, un enigma histórico(2007) y en La revolución olvidada(2008) una honda investigación sobre el 18 de Octubre de 1945; Rafael Arraiz Lucca(1959) en su Venezuela: 1830 a nuestros días(2007) una clara síntesis de la historia del país; Tomas Straka escribiendo por primera vez en La voz de los vencidos(2000) la historia de la emancipación desde el punto de vista realista y las visiones del pensamiento bolivariano, o la relación Bolívar-Venezuela en La épica del desencanto(2009). E Inés Quintero(1955) en La palabra ignorada(2008) varios hitos de la historia de la mujer en Venezuela, con estudios sobre féminas de la colonia, de la Independencia y las esposas de Páez, Dominga Ortiz, y Guzmán Blanco, Ana Teresa Ibarra.

Biografía
En el campo de la biografía debemos destacar el Rómulo Betancourt, político de nación(2004) de Manuel Caballero, los de Inés Quintero(1955): La criolla principal(2003), biografía de María Antonia Bolívar(1777-1842), la hermana realista del Libertador y en El último marqués(2005) los rasgos del marqués del Toro; Rodrigo Lares Bassa(1975) la de Tomás Polanco Alcántara(1927-2002) en su Historia de un camino(2009) y Antonio Herrera Vaillant al establecer en La estirpe de las Rojas(2007) la genealogía de las hermanas Rojas quien prácticamente engendraron la alta clase de la Provincia de Caracas desde los días coloniales, ambas habían contraído matrimonio en Cubagua, la primera ciudad venezolana en el siglo XVI.

Autobiografías
En el campo de la autobiografía hay que registrar los dos tomos de la de Enrique Tejera París(1919): Gobierno en mano(2008) y Dos golpes y una transición(2009).

Septiembre 7, 2010