Lunes, 22 de Diciembre de 2014

Usted está aquí: Artículos y Reseñas Artículos El Libertador Despedazado

El Libertador Despedazado

Correo electrónico Imprimir

Por: R.J.Lovera De-Sola

Dada las gran distorsión sobre Simón Bolívar(1783-1830) que escuchamos a diario en esta Venezuela, en la cual chavistas y escuálidos han tomado su figura y pensamiento como arma política para ser utilizada en la controversia pública, sentimos que debemos expresar las consideraciones críticas que siguen. No hay que olvidar, y esto es básico, que el Libertador es un personaje de la historia y como tal debe ser tratado, no como hombre del presente que no es, ni hay en su pensamiento soluciones a los problemas contemporáneos. Lo vivo en Bolívar creemos que son las ideas éticas que sostuvieron su acción, los magníficos consejos políticos llenos de prudencia que siempre daba en medio del hacer político de cada día o la significación de su ideario en la historia de nuestras ideas.

En medio de la dislocación histórica que vivimos alrededor de la figura de Bolívar, venidos del gobierno y de la oposición, se impone un modo de estudiarlo con atención sin salirnos de los límites del estudio de nuestra memoria colectiva, la venezolana y la de la América Latina, pero siempre teniendo como fechas topes el año de su nacimiento y el de su deceso. Allí se cierra como ser humano. El vivir político que se espigó luego, en Venezuela desde el golpe de Estado del general José Antonio Páez(1790-1873) en Valencia el 13 de Enero de 1830, once meses antes de la muerte del Libertador, indica el nacimiento de otra época política, contraria completamente a las concepciones e ideales de Bolívar.

¿Cómo Estudiarlo?
La mayor parte de las afirmaciones que se vienen haciendo, que tuvo escasa educación académica, no era un intelectual, carecía de formación militar, solo fue un dictador, fue un mal presidente, fuera de que son falacias sin fundamento histórico pleno son afirmaciones que se hacen de forma enfática y sin apoyo de la documentación pertinente y que muchos personas creen ciertas, máxime que siempre le examinan pensando que es imposible que haya tenido las cualidades que se le adjudican, máxime en estos días, repetimos, en que chavistas y ecuálidos lo utilizan como arma en su controversia política y no como personaje de la historia, que es como debe ser juzgado, desde donde debe ser examinado.

Es por ello que decimos que ante estas observaciones estamos ante un Bolívar despedazado. Y ello porque desde que el comandante Chávez dio su golpe de Estado(Febrero 4,1992) y se exhibió públicamente como un estudioso de la historia y del Libertador, preparación que no tiene, se inició la tarea que ha llevado destruir su figura histórica. Lo que lo dicen dudan de las cualidades humanas que poseyó, en todo momento se han dedicado, los de ambos bandos, a buscar cada uno de sus defectos, que poseyó como ser humano, que por lo demás todos tenemos. Y lo que es peor: lo han bajado de la estatua, con lo que no estamos en desacuerdo, lo han desnudado, le han arrancado la piel y así no ha quedado nada, solo el vacío. Y así no se puede construir la conciencia nacional, que no puede existir sin él.

Las afirmaciones que intentamos rebatir son hechas por ser casi siempre los venezolanos seres mágicos que creen que todo es consecuencia del azar, la casualidad y la buena suerte y no de la preparación y de planes bien concebidos. Es por ello que dudan que Bolívar haya hecho lo que dejó plantado, producto de una vida activa, de atención diaria a las tareas que emprendió junto a los hombres que le secundaron. Lo afirmamos porque el Libertador no actuó solo, era imposible hacerlo. Fue el líder a quien sus conmilitones siguieron.

Varias Falacias
Examinemos estas falacias con los argumentos de la historia, los documentales y los interpretativos. Y además nadie puede ser considerado como experto en Bolívar sino se ha leído sus 11.127 documentos y sino ha leído con atención los más de doscientos libros básicos sobre su personalidad y acción.

¿Tuvo Escasa Educacion?
Para explicar esto hay que ir a los sucesos de la historia: como niño Mantuano Simón Bolívar fue educado en su hogar por los mejores profesores contratados para hacerlo, maestros de los cuales guardó afecto siempre, a varios los cita en su correspondencia muchos años después de haber recibido lecciones de ellos.

Pero muy pronto apareció don Simón Rodríguez(1769-1854), en 1792, año de la muerte de su mamá, o como muy tarde en 1793. Rodríguez era amanuense su abuelo y muy pronto además comenzó a ser su maestro en la Escuela de Primera Letras de Caracas en donde Rodríguez era profesor. Esta estaba entre las esquinas de Veroes a Jesuitas. Allí fue su ductor hasta que desapareció de Caracas en 1797. Pero hasta dos años más tarde, 1799, Simón siguió siendo alumno de esa escuela, hasta su viaje a España al inicio de ese año. En Madrid siguió diversos cursos, con diversos maestros, siempre en su hogar, como era el uso de los jóvenes de la aristocracia. Pero allí tuvo como especial influencia educativa la del marqués de Ustariz, caraqueño por cierto. Y, desde 1804, volvió a encontrarse con su maestro Simón Rodríguez en París, aquí Rodríguez fue a la vez ductor y terapeuta, Simón vivía entonces la crisis de su temprana viudez, terapeuta del discípulo lo había sido también don Simón en la crisis de su adolescencia en Caracas en 1795. De allí en adelante Bolívar, siempre grandísimo lector, no dejó de formarse sobre la marcha. Y ello hasta en las semanas finales de su vida cuando se alegró de encontrar un ejemplar del Quijote en la casa de campo, cercana a Santa Marta, donde rindió la vida. Al Quijote lo consideró, lo recuerdan viejas memorias, como el libro que nos mostraba la vida como debe ser.

¿No Era Un Intelectual?
La propia actividad del Libertador, desde 1813, nos muestra hasta qué punto fue un intelectual. Basta asomarse a su obra escrita, que reúne hasta el presente, editada hasta el 31 de Agosto 1825, 11.1127 documentos, entre los que se destacan su singular epistolario, que consideró mostraba “su alma pintada en el papel”, sus discursos, decretos y sus dos proyectos constitucionales(1819 y 1826). Hay entre ellos perfectos ensayos como la Carta de Jamaica(Septiembre 6,1815) concebida como misiva o el Discurso de Angostura(Febrero 15,1819) su texto mayor como estilista, construido como un ensayo para ser leído en público, en este caso en la inauguración del Congreso de Angostura por él convocado. Es, además, la justificación del proyecto de Constitución por él presentado aquella mañana.

Es imposible imaginar al Libertador como algo distinto de un intelectual, incluso como un hombre de letras por la perfección de su estilo. Y no sólo por la inmensa cantidad de cartas que dictó, que era su modo de su hacer el trabajo intelectual, sino por las concepciones políticas que expresó en ellas, sin bajarse nunca de su humana piel.

¿No Tenia Formación Militar?
Bolívar fue un oficial bien formado. Ingresó muy temprano en las tropas del rey. Pero su formó así mismo como destacado hombre de armas por el asiduo estudio de los clásicos militares, cada uno de los cuales eran los más divulgados de su tiempo. En sus días aun no se había publicado la obra De la guerra(1832) de un connotado contemporáneo suyo Karl von Clausewitz(1780-1831) cuya obra sobre el arte de la guerra fue publicada después de la muerte de ambos. Pero el estudio de lo que era estrategia, táctica y logística lo hizo el Libertador en los grandes libros del arte militar, de allí extrajo las lecciones que luego aplicó en las estrategias de sus campañas, entre las cuales pensamos que la más singular fue la que concluyó en la batalla de Boyacá(Agosto 6,1819) por su diseño y por las consecuencias político militares que tuvo. Pero no fue la única, la preparación de la estrategia que culminó en el combate de Ayacucho(Diciembre 9,1824) bajo la dirección de Antonio José de Sucre(1795-1830) no fue menor. Y el suceso del encuentro de Junín(Agosto 6,1824), una batalla poética por su extremo silencio pues en ella solo se utilizaron armas blancas y durante el encuentro lo único que se escuchó fue el sonido de las armas al enfrentarse y los relinchos de los caballos. Los clásicos militares en los cuales el Libertador se formó en el conocimiento del arte de la guerra son bien conocidos y en ellos están los maestros del arte de la guerra desde la antigüedad hasta los días en que actuó, en ese momento el libro de von Clausewitz no había sido impreso, lo fue en edición ordenada por su viuda en 1832.

¿Solo Fue Un Dictador?
En verdad esto debe matizarse con detalle. En verdad cuando Simón Bolívar inició su carrera política, en verdad en 1813 con la Campaña Admirable y sus consecuencias, fue el Jefe Supremo y en los siguientes seis años, hasta 1819, fue un general en acción, en cuyos gobiernos, tanto el formado en Caracas en 1813, el de Barcelona en 1816, el de Angostura en 1817, fueron más que dictaduras el gobierno de un Jefe Supremo en armas, luchando por establecer la libertad republicana. Por ello Augusto Mijares(1897-1979), uno de los mejores en comprender estos años, llama a este período el tiempo del caudillismo. Este culmina en 1819 al instalarse el Congreso de Angostura que eligió a Bolívar presidente, cosa que ratificó el Congreso de Cúcuta, en 1821, que fue el primero de la Gran Colombia(1819-1830). De allí en adelante el Libertador fue presidente por elección en dos oportunidades(1821 y 1825). Y lo era durante la Convención de Ocaña(1828) cuando se vio obligado a tomar la decisión de iniciar la dictadura(1828-1830) para salvar la Independencia. Pero esa dictadura tuvo un día de comienzo y otro de final. El Libertador lo marcó para 1830 al instalarse en Bogotá en llamado Congreso Admirable, ante el cual renunció a la presidencia ya muy enfermo. Una dictadura con fecha de comienzo y final no sucedió nunca en América Latina sino en aquella encabezada por el Libertador.

En el Perú también fue dictador Bolívar. Pero hay que advertir siempre que no en todo momento tuvo en sus manos el poder central, en la Gran Colombia, entre 1822-1826, quien gobernaba era el vicepresidente en ejercicio de la presidencia, el general Francisco de Paula Santander(1892-1840).

¿Fue Un Mal Presidente?
Es obvio que no lo fue, basta examinar sus documentos como Jefe de Estado para refutar tan falaz afirmación.

Pero cabe una pregunta: El Libertador ¿fue presidente de Venezuela?¿Lo fue siempre de la Gran Colombia?¿Lo fue del Perú?. La interrogante cabe. No es que dudemos que Bolívar haya sido Jefe del Estado, pero estamos obligados a comprender sus tareas fundamentales para podernos explicar mejor al hombre y su acción. La actividad principal de Bolívar estuvo dedicada a la guerra, la educación y la diplomacia como acota J.L. Salcedo-Bastardo(Historia fundamental de Venezuela. Caracas: UCV, 1970, p.312), a lo cual añadimos nosotros: fue un destacado jurista y constitucionalista, la parte jurídica de su acción pública tiene acusados relieves y fue además un escritor de relevante estilo, lo cual hace preciosos sus textos, incluso estilísticamente.

Un punto de vista distinto al que vamos a sostener aquí, lo ofrece Guillermo Morón (Los presidentes de Venezuela. Caracas: Meneven, 1981, p. 41-52). Para entender lo que señalamos hay que observar al Libertador actuar. No podemos hablar de Bolívar como conductor del país antes de 1813. Ese año con la Campaña Admirable, surge otra vez la República y el Ejército que, conducido por él, logrará la independencia política como indica Miguel Acosta Saignes(Acción y utopía del hombre de las dificultades. La Habana: Casa de las Américas,1977,p.108). Ese año de 1813, como consecuencia de la fulgurante campaña, Caracas (octubre 14), le otorgó el título de Libertador al cual el Héroe fue siempre fiel(Vicente Lecuna: Catálogo de errores y calumnias de la historia de Bolívar. New York: The Colonial Press, 1957 t. I, p 309-310). El cognomento lo fue ratificado(Enero 6,1820) por el Congreso de Angostura(Actas del Congreso de Angostura. Caracas: UCV,1969,p.382). Fue como consecuencia Jefe Supremo (1813-1814) hasta la caída de la Segunda República. Años más tarde será general de la república en armas en Guayana (1817-1819). Luego Presidente de Venezuela, ratificado por el Congreso de Angostura (1819). Con este carácter actuó en las campañas y obtuvo el triunfo en Boyacá (agosto 7,1819). Ese misma año fue creada la Gran Colombia (diciembre 17) y el congreso le ratificó el título del Libertador (enero 2, 1820).

Traslado el Congreso a Cúcuta y realizadas las elecciones, Bolívar fue nombrado por primera vez Presidente de la Gran Colambia(Miguel Acosta Saignes:Antologia de Simón Bolívar. México UNAM 1981, p. XLVIII), fue ello consecuencia de un proceso electoral (Septiembre 7, 1821). En Cúcuta se juramentó (octubre 3, 1821). Siguió siendo Presidente hasta 1830, reelegido en comicios en 1825. Pero como su faena fundamental fue la actividad militar, no podemos sostener con exactitud que, durante los años que realiza la llamada Campaña del Sur, fuera presidente, aunque ostentara el título. Entre el 7 de septiembre de 1821, cuando el congreso de Cúcuta lo nombró Presidente y el 14 de noviembre de 1826, cuando regresó a Bogotá, él está al frente del ejército. Transcurrieron cinco años durante los cuales estuvo siempre fuera del país, que era entonces la Gran Colombia, tiempo durante el cual liberó al Ecuador (1822), recibió el permiso del Congreso para trasladarse al Perú y continuar la guerra (agosto 2, 1823) autorización que le fue revocada al año siguiente (febrero 10,1824). Por obedecer esta orden no estuvo presente en el campo de Ayacucho (diciembre 9, 1824). El Perú le nombro Dictador (febrero 1º, 1824- febrero 10, 1825). Este último día renunció a la Presidencia de la Gran Colombia. La renuncia no le fue aceptada. Pero estaba lejos. Y aunque intervenía con sus ideas, con sus proyectos constitucionales, con sus concepciones sobre la educación, con sus directrices para la diplomacia, no gobernaba. Otros lo hacían por él, a veces contra él. Para dar fe este aserto nuestro, bastaría examinar una de las proposiciones más caras del Libertador: la libertad de los esclavos. Esta idea suya no solo fue presentada sino implorada por él varias veces. A pesar de esto Congreso de 1819 no ratificó su Decreto de Carúpano(Junio 2,1816) por medio del cual él les dio la libertad y los congresos sucesivos desecharon su proposición pese a haberla pedido reiteradamente como indicó Salcedo Bastardo (Bolívar: un continente y un destino. Caracas: presidencia de la República, 1972,p.309-324) y reiteró Miguel Acosta Saignes(Antología de Simón Bolívar,p.XLI,XLVI-XLVIII).

Por todo lo expuesto es difícil sostener que gobernara. Presidente en ejercicio volvió a ser cuando retornó en 1826 a Bogotá. Como presidente actuó en Colombia, en Venezuela, cuando visitó a Páez, cuando ordenó a Cristóbal Mendoza(1772-1829) retornar del exilio, cuando decretó la amnistía contra los anti bolivarianos (enero 1, 1827), cuando siendo Presidente, ante el fracaso de la Convención de Ocaña, inició la dictadura (agosto 27, 1828), cuando permaneció en el Ecuador, como consecuencia de la guerra de esa región grancolombiana contra el Perú (diciembre 28, 1828-enero 15 1830), cuando convocó el congreso constituyente que se instaló en Bogotá (enero 2, 1830) ante el cual renunció a la presidencia (enero 20): ahora sí definitivamente. Por ello lo que sí es posible sostener con toda veracidad de Bolívar es que fue él “quien hizo la guerra, perfiló la paz, creó Estados, modelo pueblos”, como dice Moron(Los presidentes de Venezuela,p.51).

Mayo 23,2010