Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Usted está aquí: Latinoamerica Más de Latinoamérica Perder la forma humana. Una imagen sísmica de los años ochenta en América Latina

Perder la forma humana. Una imagen sísmica de los años ochenta en América Latina

Correo electrónico Imprimir

El título de la muestra alude a la devastación política que la violencia ocasionó sobre el cuerpo, así como a la disidencia sexual y la reivindicación del sujeto - escoria.

tensiones entre el arte, la política y el activismo que tuvieron lugar durante los años ochenta en América Latina

La exhibición está compuesta por prácticas inéditas sucedidas en Argentina, Chile, Perú, México, Colombia, Brasil, Uruguay, Paraguay y Cuba.
El periodo abordado son los años comprendidos entre 1973 y 1994, años del golpe de Estado de Pinochet y de las protestas Zapatistas respectivamente.

[Lima, noviembre de 2013].‐ Esta muestra presentada en el MALI y organizada por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de España, en colaboración con la AECID, a partir de un trabajo colectivo de investigación y curaduría de la Red Conceptualismos del Sur, ofrece una visión de las tensiones entre el arte, la política y el activismo que tuvieron lugar durante los años ochenta en América Latina. Perder la forma humana. Una imagen sísmica de los años ochenta en América Latina estará presente en el MALI del 23 de noviembre de 2013 al 23 de febrero de 2014, luego de verse en Madrid (entre octubre de 2012 y marzo de 2013), y antes de concluir en Buenos Aires en 2014.

A través de más de seiscientas obras y documentos (fotografías, videos, material gráfico y sonoro instalaciones y dibujos), la muestra invita a repensar una época violenta a partir de una serie de micro‐historias y casos de estudio localizados. Muchos de los materiales reunidos son inéditos y por primera vez salen a la luz.

El título de la exposición (tomado de una entrevista al músico argentino Indio Solari) hace referencia a una doble dimensión: por un lado los efectos arrasadores de la violencia sobre los cuerpos ejercida por las dictaduras militares, los estados de sitio y las guerras internas; por otro, las experiencias de libertad y transformación que, como réplica, escape o subversión, impugnaron el orden represivo desde la acción política, la disidencia sexual y la reivindicación del sujetoescoria.

VV.AA. (Post-NN). España, aparta de mi este cáliz, 1992. Serigrafía sobre papel moneda (la imagen inferior es la parte trasera). 15 x 7,4 cm. Cortesía Archivo Adolfo Cornejo

Cuerpos arrasados, desaparecidos, torturados. Cuerpos rebeldes y festivos, en movimiento y en incierta transformación.

El lapso histórico abordado se inicia en 1973, año del golpe de Estado de Pinochet en Chile, y se extiende hasta 1994, cuando el Zapatismo inaugura un nuevo ciclo de protestas que refunda el activismo a nivel internacional. Ese período se corresponde con la consolidación del neoliberalismo como una nueva hegemonía, el ocaso de los socialismos reales y la crisis de la izquierda tradicional.

Esta exhibición es una ocasión única para adentrarse en una época convulsa, e interpelar la encrucijada histórica actual desde las luces y las sombras que arroja sobre nuestra contemporaneidad la memoria sensible de aquellas experiencias.

Las prácticas reunidas en esta exposición se pueden agrupar en tres grandes núcleos: las estrategias visuales impulsadas por los movimientos de derechos humanos, en su denuncia de la represión dictatorial; las prácticas asociadas a travestismos y corporalidades disidentes que impugnan la construcción tradicional de género y, finalmente, las escenas subterráneas autogestionadas y vitalistas que procuran modos alternativos de creación, intercambio y debate, y que, a través de la música, la fiesta, el humor y la ética del “hazlo tú mismo”, en abierta confrontación con la cultura oficial y el arte comercial, construyeron micro‐comunidades que permitieron recomponer los lazos sociales quebrados.

Entre el terror y la fiesta
El proyecto renuncia a cualquier pretensión panorámica o exhaustiva. No pretende agotar la cuestión sino partir de una constelación de problemas y preguntas que apuntan a visibilizar y poner en diálogo diversos episodios que plantearon formas creativas de resistencia alejadas de los cauces de la militancia tradicional, y que ocurrieron en espacios ajenos a la institución artística. Se propone pensar el entrecruzamiento y los modos de contaminación, contagio y afinidad entre prácticas aparentemente desconectadas entre sí. Rescata experiencias que –entre el terror y la fiesta‐ disputaron la calle y el espacio público vedado, a través de soportes precarios, baratos, fácilmente socializables y efímeros, tales como la serigrafía, la performance, el video, la acción poética, los fanzines, el teatro y la música experimentales y la arquitectura participativa.

¿Qué tiene en común el heterogéneo conjunto de iniciativas reunidas? Las hilvana el riesgo de poner el cuerpo. Los materiales reunidos muestran no solo las secuelas de la desaparición y la masacre sino también los impulsos colectivos por idear modos de vivir en continua revolución.

Un proyecto en común
Si algo caracteriza a esta exposición es la colectividad, ya no solo en la concepción del proyecto (han participado casi treinta investigadores), sino también en los modos de hacer que se historizan. Se trata de prácticas impulsadas desde agrupaciones de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo y Mujeres por la vida, hasta grupos de artistas como CADA, 3Nós3, Las Yeguas del Apocalipsis, Taller NN, E.P.S. Huayco, C.A.Pa.Ta.Co (Colectivo de Arte Participativo - Tarifa Común), Polvo de Gallina Negra, Gang, CADA, Periférico de objetos, Gambas al ajillo, o artistas como León Ferrari, Néstor Perlongher, Ney Matogrosso, Juan Dávila, Gianni Mestichelli, Paulo Bruscky, Clemente Padín, Sergio Zevallos, Ral Veroni, Miguel Ángel Rojas, Liliana Maresca, Batato Barea, Paz Errázuriz, entre muchos otros.

La muestra arranca con el manifiesto “Hablo por mi diferencia”, del artista y escritor chileno Pedro Lemebel, que usa su cuerpo travestido para interpelar el discurso de la izquierda tradicional desde la disidencia sexual, condensando muchas de las tensiones que la muestra quiere visibilizar y poner en discusión.

Esta exposición es resultado de un proyecto de investigación impulsado por la Red Conceptualismos del Sur, plataforma de pensamiento y acción común surgida en 2007 que reúne a un conjunto de investigadores y artistas dispersos en América Latina y Europa.

El proyecto fue coordinado por: Ana Longoni (Argentina), Mabel Tapia (Argentina), Miguel A. López (Perú), Fernanda Nogueira (Brasil), André Mesquita (Brasil), Jaime Vindel (España) y Fernanda Carvajal (Chile). Además, participaron los siguientes investigadores: David Gutierrez Castañeda, Sylvia Suárez, William López, Luisa Fernanda Ordóñez y Halim Badawi (miembros del Taller de Historia Crítica del Arte de Colombia); Emilio Tarazona y Dorota Biczel (Perú); Felipe Rivas, Francisca García, Paulina Varas, Nicole Cristi y Javiera Manzi (Chile); Lía Colombino (Paraguay); Cora Gamarnik, Daniela Lucena, Ana Vidal y Fernando Davis (Argentina); Sol Henaro (México); y, Glexis Novoa (Cuba). Roberto Amigo (Argentina) y Rachel Weiss (USA) han sido los interlocutores del proyecto.

Publicaciones
La tienda MALI ofrecerá al público el libro “Perder la forma humana”, editado por el Museo Reina Sofía. A diferencia de un catálogo convencional, ofrece un recorrido transversal por la investigación que asume la forma de un glosario, y funciona a modo de “caja de herramientas”.

Además de numerosos documentos escritos y visuales, un conjunto de breves ensayos a partir de conceptos clave evidencian las relaciones entre episodios aparentemente desconectados entre sí.

También se incluye un índice en el que aparecen todos los artistas y colectivos implicados en la muestra.

Asimismo, se repartirán algunos ejemplares de las ediciones facsimilares de dos fanzines representativos de la movida subterránea de esos años: el chileno Enola Gay (números 1 y 2) y el argentino Salchichón Primavera (números 3 y 4).

Por último, se podrán consultar en el espacio de la exposición dos archivos digitalizados, uno del grupo chileno CADA, y otro de prácticas creativas del movimiento de derechos humanos en Argentina, junto a otros numerosos documentos facsimilares.

Perder la forma humana. Una imagen sísmica de los años ochenta en América Latina
Lugar: MALI ‐ Salas de exposición temporales 1, 2 y 3.
Temporada: Del 23 de noviembre del 2013 al 23 de febrero del 2014
Visitas: De martes a domingo de 10 a 20 h. y sábados hasta las 17 h. Cerrado los
lunes, además de 24, 25 y 31 de diciembre, y 1 de enero.
Ingreso: Mínima: S/ 6.00 | Sugerida: S/ 12.00 | Estudiantes, mayores de 65 años, niños
menores de 12 años (acompañados de un adulto): S/ 4.00 | Domingos
populares: S/ 1.00 | Ingreso libre para los miembros del Programa Amigos del
Museo (PAM) y alumnos del MALI.


Actividades en el marco de la muestra


Seminario
Martes 17 de diciembre de 2013
Hazlo tú mismo: Rayar, pegar, fotocopiar, tirar
Participan: Jaime Higa (artista, historietista y diseñador), Shane Green (antropólogo) y Támira Basallo
(historiadora y ex integrante de Col Corazón).
Modera: Luis Alvarado (investigador y curador)
Auditorio AFP Integra del MALI. 19:30 h.
Domingo 19 de enero de 2014

Estallido Subte. Conversación sobre “Grito Subterráneo”
Conversatorio entre Julio Montero (director de “Grito subterráneo”) y los artistas visuales Herbert Rodríguez y Alfredo Márquez en el marco del ciclo de cine.
Modera: Camilo Riveros (antropólogo y músico)
Auditorio AFP Integra del MALI. 18:00 h.

Ciclo de Cine
El roce de los cuerpos ‐ Cine y video sobre los 80 latinoamericanos
Del 11 de enero al 23 de febrero de 2014
Sábados y domingos a las 16:00 h. Ingreso gratuito.
Auditorio AFP Integra del MALI.

Marilyn Lavado. Comunicación y Prensa‐MALI