Miércoles, 26 de Abril de 2017

Usted está aquí: España Música y Danza Fundación March ofrece Ciclo de Conciertos dedicado a Gaetano Brunetti

Fundación March ofrece Ciclo de Conciertos dedicado a Gaetano Brunetti

Correo electrónico Imprimir

Cuarteto Mosaïques

El Cuarteto Mosaïques ofrece este miércoles 11 de diciembre, a las 19,30 horas, el tercero y último de los tres conciertos dedicados a la obra de Gaetano Brunetti (1744-1798), el compositor preferido de Carlos IV, y cuya música cayó en el olvido tras su muerte. Este ciclo, Gaetano Brunetti, Músico de Corte, que se inició en la Fundación Juan March (www.march.es, también Facebook y Twitter: @fundacionmarch) el pasado miércoles 27 de noviembre, ha querido contribuir a la recuperación de esta figura capital del Clasicismo europeo a través de la interpretación de varias obras inéditas de cámara. Brunetti se ha escuchado flanqueado por los dos compositores de referencia en el periodo, Boccherini y Haydn, de los que sin embargo supo diferenciarse. El ciclo se transmite en directo por Radio Clásica, de RNE.

El miércoles 11 de diciembre, A LAS 19,30 HORAS, el Cuarteto Mosaïques (compuesto por Erich Höbarth y Andrea Bischof, violines, Anita Mitterer, viola, y Christophe Coin, violonchelo) ofrece de Luigi Boccherini el Cuarteto en Sol menor Op. 24 nº 6, G. 194; de Gaetano Brunetti, el Cuarteto en La mayor L 191 y el Cuarteto en Mi bemol mayor L 188 (ambas obras en primera interpretación en tiempos modernos) y de Franz Joseph Haydn, el Cuarteto en Sol mayor Op. 54 nº 1.

Creado en 1985 por cuatro solista del Concentus Musicus Wien, el Cuarteto Mosaïques se convirtió pronto en el más prestigioso e influyente conjunto de su especialidad que toca con instrumentos de época. El cuarteto se centró desde el principio en la música del clasicismo vienés, de Haydn y Mozart a Beethoven y Schubert.

Privilegiada Posición en Vida
Que la música de Brunetti cayera en el olvido tras su muerte no sería reseñable si no fuera por el marcado contraste que representa con la privilegiada posición que el compositor ocupó en vida. Protegido por el filarmónico monarca desde su etapa como Príncipe de Asturias, Brunetti llegó a ejercer un control casi absoluto sobre todos los aspectos musicales en los espacios privados del Palacio Real y de los Reales Sitios. A él le correspondía tanto proporcionar obras nuevas de su pluma, como supervisar la adquisición de nuevas composiciones de otros autores activos en los principales centros musicales de Europa.

El ciclo ofrece seis de sus obras de cámara, todas en primera interpretación en tiempos modernos. Estos tres conciertos presentan así una panorámica sobre la producción camerística de Brunetti centrada en tres géneros representativos de su época: el trío de cuerda, el cuarteto y el quinteto con doble violonchelo.

La figura y la música de Gaetano Brunetti solo pueden entenderse, como pocos otros casos contemporáneos, en el contexto de este sistema de mecenazgo propio del Antiguo Régimen. Mientras que Mozart es el caso perfecto de compositor que se rebela ante esta situación y trata de desprenderse de las ataduras del mecenazgo para conseguir una plena independencia creadora, Brunetti se sitúa en el extremo opuesto: el de la plena aceptación. El compositor italiano se convierte en el prototipo de músico de corte, en ejemplo consumado de artista que progresa en el escalafón profesional (y, por tanto, social) hasta alcanzar la cúspide: el puesto de compositor de cámara del rey.

Nacido en Fano (Italia), en 1760 se encontraba ya en Madrid, cuando intenta ingresar en la Capilla Real, aunque no lograría una plaza de violín hasta 1767. Tres años después es nombrado maestro de violín del Príncipe de Asturias, de quien ya no se separaría hasta su fallecimiento. Con el acceso al trono de Carlos IV, sin duda el monarca Borbón más filarmónico de la historia y él mismo un violinista entregado, Brunetti se convirtió en la figura musical más poderosa en el ámbito privado de la Corte. La asunción de que un compositor de corte componía exclusivamente para su rey llegó a su expresión máxima en el caso de Brunetti. Esta circunstancia explica la restricción de su obra a los espacios cortesanos y, consecuentemente, el olvido en el que esta cayó tras su muerte. La introducción del ciclo es de Miguel Ángel Marín y las notas al programa a cargo de Lluís Bertran

Fundación Juan March
Castelló, 77 - 28006 Madrid - España
www.march.es

Fuente: Gabinete de Prensa Fundación Juan March