Sábado, 27 de Mayo de 2017

Usted está aquí: España Exhibiciones Magnum's First. Ocho maestros del fotoperiodismo en la Fundación Canal

Magnum's First. Ocho maestros del fotoperiodismo en la Fundación Canal

Correo electrónico Imprimir

83 obras de los maestros del fotoperiodismo Robert Capa, Henri Cartier- Bresson, Werner Bischof, Ernst Haas, Erich Lessing, Jean Marquis, Inge Morath y Marc Riboud

Magnum's First © Fundación Canal

La Fundación Canal presenta la exposición “Magnum´s First”, coincidiendo con la celebración del centenario del nacimiento del impulsor y uno de los fundadores de Magnum Photos, Robert Capa. Se trata de la primera exposición colectiva que, en 1955, Magnum organizó como agencia y que tras casi 50 años desaparecida ha sido encontrada en sus embalajes originales en los almacenes del Institut Français de Innsbrück, un reciente hallazgo del que hasta hace poco no se tenía noticia.

El contenido de la exposición, que originariamente se llamó “Gesicht der Zeit” (El rostro del tiempo) fue elegido expresamente por los fotógrafos para poner de manifiesto lo revolucionario de los fundamentos de Magnum: el ojo fotográfico, lo especial del instante y la proximidad al objeto, preceptos que cambiaron tanto la forma de ver el mundo como la de hacer fotografía. Los reportajes abarcan intencionadamente temas muy distintos que van desde momentos históricos hasta una superproducción hollywoodense, con el fin de poner de manifiesto que los principios de Magnum se pueden aplicar a cualquier situación.

Los momentos históricos se plasman en las fotografías de Cartier-Bresson, Capa y Lessing. Cartier-Bresson presenta su mítico portfolio Gandhi, fiel testigo de los últimos días de la vida de Mahatma Gandhi y su funeral. Capa, conocido por sus durísimas imágenes de guerra y muerte, retrata una danza interpretada durante un festival popular en Biarritz (Francia) aludiendo al restablecimiento de la paz en una región muy castigada durante la Guerra Civil Española. Lessing nos muestra unas atípicas imágenes de la ciudad de Viena durante la ocupación soviética muy distintas de sus habituales reportajes de guerra.

Bischof y Morath, retratan momentos costumbristas llenos de matices y contrastes bajo dos ópticas diametralmente opuestas, mientras que Marquis y Riboud, nos presentan momentos íntimos y escenas de la vida cotidiana y Ernst Haas las dificultades por las que tuvo que atravesar el rodaje de “Tierra de faraones” dirigida por Howard Hawks en 1955.

© Robert Capa / Magnum Photos. Village festival, Basque Country, France, 1951.

Magnum Photos está considerada por muchos como la agencia fotográfica más importante del mundo. Los principios bajo los que se fundó en 1947 fueron revolucionarios y sus fundamentos marcaron un antes y un después en la historia del fotoperiodismo. Por primera vez se conjugan los conceptos de reportero y de artista, y se pone el acento no sólo en lo que se ve sino también en cómo se ve, cambiando la forma de ver tanto el mundo como la fotografía.


La Exposición
La exposición, durante décadas perdida y olvidada, expresa claramente lo revolucionario de los preceptos de Magnum: el ojo fotográfico, lo especial del instante y la proximidad al objeto. Cada foto, cada reportaje, pueden expresar estos requerimientos por sí solos, pero la libre y variada selección de los reportajes no fue casual y los fotógrafos, a través de la combinación de todos ellos, no hicieron sino reforzar este planteamiento. Planteamiento al que hoy estamos ya acostumbrados pero que sin duda supuso el hecho diferencial que convirtió a Magnum en un mito.

Las fotografías muestran intencionadamente reportajes gráficos muy distintos que van desde momentos históricos hasta una superproducción cinematográfica hollywoodense, sin dejar de lado los retratos costumbristas y las escenas de la vida cotidiana. Todo cabe en la nueva mirada de Magnum Photos.

Los momentos históricos llegan de la mano de Cartier-Bresson, Capa y Lessing. Cartier- Bresson presenta un mítico portfolio de fotografías, fiel testigo de los últimos días de la vida de Mahatma Gandhi y su funeral. Capa, conocido por sus durísimas imágenes de guerra y muerte, retrata una danza interpretada durante un festival vasco en Biarritz (Francia) aludiendo al restablecimiento de la paz en una región muy castigada durante la Guerra Civil Española. Lessing nos muestra unas atípicas imágenes de la ciudad de Viena durante la ocupación soviética muy distintas de sus habituales reportajes de guerra.

Bischof y Morath, retratan momentos costumbristas llenos de matices y contrastes bajo dos ópticas diametralmente opuestas: Bischof retrata niños peruanos con instrumentos típicos o un sacerdote sintoísta en el patio de un templo. Por otro lado, Inge Morath, la única mujer del grupo, aporta una serie de fotografías que retratan el conservadurismo inglés, tomadas en los distritos londinenses del Soho y Mayfair, entre las que se encuentra un retrato de Lady Eveleigh Nash que acabaría siendo la obra más reproducida de la artista.

Marquis y Riboud, nos presentan momentos íntimos y escenas de la vida cotidiana como el viaje que realizó Marquis a Hungría en 1954 junto a su esposa Susie Fisher, cuyas imágenes se publicaron en The New York Times Magazine. El reportaje de Riboud sobre Dalmacia, bastante folklorizante, termina de forma simbólica y sorprendente con la imagen de un retrato de Tito, Jefe de Estado Yugoslavo, en el momento de ser divuelto a su sitio tras un un mitin. Las fotografías de Ernst Haas, que recogen las dificultades por las que tuvo que atravesar el rodaje de la superproducción hollywoodense de 1955 “Tierra de faraones” dirigida por Howard Hawks, aportan un contrapunto a todos los reportajes anteriores. El calor, las tormentas de arena y el mes de ayuno del Ramadán convirtieron la filmación en una tortura para los cuatro mil figurantes mayoritariamente. Un salto mortal para el fotógrafo vienés.

A pesar de la diversidad de temas y enfoques, la exposición refleja la gran afinidad que existe entre los fotógrafos, que sin recurrir a procesos automáticos o digitales, ponen de manifiesto la idea que se ocultaba detrás de la agencia Magnum Photos .

Nueve Secciones para Ocho Leyendas del Fotoperiodismo

1. Introducción: Gnesich der Zeit.
En la exposición de 1955 los fotógrafos, a modo de prólogo, seleccionaron una fotografía de cada una de sus series para presentar la exposición. Curiosamente en él no estaban representados ni Robert Capa ni Jean Marquis, mientras que Erich Lessing lo estaba con dos fotos. Para dar a las series sensación de diversidad, en la exposición cada serie se montó sobre fondos de diferentes colores elegidos por los artistas, pero en esta introducción todas están montadas sobre el mismo color.

© Inge Morath. Magnum Photos. Eveleigh Nash en Buckingham Palace Mall, Londres,1953

2. Mayfair. Inge Morath (Graz, 1923 – Nueva York, 2002)
Inge Morath, la única mujer en la exposición Gesicht der Zeit (El rostro del tiempo), y en Magnum en ese momento, participó con una serie de diez fotografías tomadas en los distritos del Soho y Mayfair, zonas de Londres en el que el conservadurismo inglés se hacía más claramente presente. De ella se decía que tenía la virtud de fotografiar siempre lo que veía, pero con un ojo en el objeto del retrato y el otro en el alma del retratado.

Retratos de elegantes caballeros de traje y sombrero, damas de vestido y tacones, ataviadas con abrigos y estolas de piel, lujosos escaparates, un concierto callejero en el mercado, los típicos coches de los años 50 y las calles de los tradicionales barrios londinenses. Las fotografías fueron realizadas para un reportaje publicado en 1953 en la revista Holiday

El retrato de Lady Eveleigh Nash en Buckingham Palace Mall acabaría siendo la obra más reproducida de Morath. Las fotografías fueron realizadas para un reportaje publicado en 1953 en la revista Holiday

Morath y Magnum Photos
Tras estudiar lenguas en Berlín (hablaba nueve idiomas), Morath trabajó primero como traductora y más tarde de periodista de radio en Viena, adonde se trasladó en 1946. Más tarde fue corresponsal en Austria de Heute, una publicación con base en Múnich perteneciente al servicio de información militar estadounidense. Durante toda su vida fue una apasionada escritora de cartas y llevó un diario, dando pruebas de un talento que se repartía a partes iguales entre las letras y las imágenes y que la diferencia del resto de sus colegas.

Con 25 años conoció a Ernst Haas, para el que escribió artículos de acompañamiento a sus fotografías. Robert Capa y Haas la invitaron a viajar a París para trabajar para la recién fundada agencia Magnum como editora. Comenzó a tomar sus propias imágenes en 1951 en Londres, que enviaba bajo seudónimo a diversas revistas, y ayudó a Henri Cartier Bresson como investigadora entre 1953 y 1954. En 1955, tras trabajar dos años como fotógrafa, se convirtió en miembro de Magnum. En los años siguientes Morath viajó intensamente por Europa, África del Norte y Oriente Medio.

Magnum's First © Fundación Canal

Su particular interés por las artes encontró una vía de expresión en los ensayos que escribió para una serie de revistas de prestigio. Tras su matrimonio en 1962 con el dramaturgo Arthur Miller, Morath se estableció en Nueva York y Connecticut. Visitó por primera vez la URSS en 1965. En 1972 estudió mandarín y en 1978 obtuvo una visa para viajar a China, país que visitó en numerosas ocasiones. Morath se encontraba bien en todas partes. Algunos de sus trabajos más importantes consisten en retratos, tanto de personas anónimas como de personajes famosos. Mostró también gran habilidad para fotografiar lugares: sus imágenes del hogar de Boris Pasternak, de la biblioteca de Pushkin, de la casa de Chekhov, del dormitorio de Mao Zedong, de estudios de artistas o de monumentos funerarios están impregnados del espíritu aún vivo de la persona ausente. Inge Morath murió en Nueva York el 30 de enero de 2002 mientras trabajaba en un documental que estaba filmándose para celebrar su cercano ochenta cumpleaños.

3. País Vasco. Robert Capa (Budapest, 1913 – Indochina, 1954)
Es la serie más corta de todas, con sólo tres fotos, pero es sumamente interesante ya que se trata de la vuelta de Capa al País Vasco (en este caso el País Vasco-Francés) catorce años después de realizar su famoso reportaje sobre el bombardeo de Bilbao en 1937, y aporta un fuerte contraste con los reportajes de guerra que habitualmente realizaba por encargo. Las imágenes fueron captadas en 1951 en Biarritz, y muestran una danza folclórica en un festival: una niña sonriendo con los brazos abiertos, bailarines danzando alegremente al compás del folklore y un cocinero vasco haciendo equilibrios con una gran bandeja llena de comida. Las imágenes las montó, elocuentemente, sobre fondo verde.

Magnum's First © Fundación Canal

El artista seleccionó estas fotografías simbólicas con el objetivo de aludir a la paz en una región aún herida por la Guerra Civil. Capa toma las fotografías desde una posición muy baja, probablemente con una rodilla en tierra, para añadir dramatismo e impacto a cada escena.

Es la serie más corta de todas, con sólo tres fotos, pero es sumamente interesante ya que se trata de la vuelta de Capa al País Vasco (en este caso el País Vasco-Francés) catorce años después de realizar su famoso reportaje sobre el bombardeo de Bilbao en 1937, y aporta un fuerte contraste con los reportajes de guerra que habitualmente realizaba por encargo. Las imágenes fueron captadas en 1951 en Biarritz, y muestran una danza folclórica en un festival: una niña sonriendo con los brazos abiertos, bailarines danzando alegremente al compás del folklore y un cocinero vasco haciendo equilibrios con una gran bandeja llena de comida. Las imágenes las montó, elocuentemente, sobre fondo verde.

El artista seleccionó estas fotografías simbólicas con el objetivo de aludir a la paz en una región aún herida por la Guerra Civil. Capa toma las fotografías desde una posición muy baja, probablemente con una rodilla en tierra, para añadir dramatismo e impacto a cada escena.

Capa y Magnum Photos
Capa, cuyo nombre real era André Friedmann, fundó Magnum Photos junto a Henri Cartier- Bresson, David Seymour, George Rodger y William Vandivert. Presidió la agencia entre los años 1948 y 1954.

Capa, que odiaba la guerra, está considerado como el más insigne fotógrafo de guerra. Cubrió la información de cinco conflictos bélicos: guerra civil española, invasión japonesa de China, Segunda Guerra Mundial, Primera Guerra Árabe-Israelí y Guerra de Indochina.

Húngaro, de padres judíos y con ideas comunistas, en 1933 la amenaza nazi le obligó a huir y establecerse en París, donde conoció a la fotoperiodista Gerda Taro. Juntos crearon al prestigioso y famoso fotógrafo norteamericano instalado en Europa Robert Capa (la unión de Robert Taylor y Frank Capra) y bajo ese nombre comenzaron a comercializar sus fotos. Gerda se presentaba como la representante del fotógrafo americano y André como su ayudante. En poco tiempo, el precio de sus fotos se triplicó. Cuando todo se descubrió, André se quedó con el nombre.

A partir de 1936, la cobertura de Capa de la Guerra Civil Española se difundió con regularidad en las revistas Life, Vu, Regards, Picture Post y el diario comunista Ce Soir. Su imagen del soldado republicano herido de muerte en Cerro Muriano (Córdoba) se convirtió en un poderoso símbolo bélico que le valió el reconocimiento internacional. Falleció el 25 de mayo de 1954, en Thai Binh, Indochina, pisó una mina que le quitó la vida al instante, mientras realizaba un reportaje fotográfico para Life.

4. Diario Fotográfico. Werner Bischof (Zúrich,1916 – Trujillo / Perú, 1954)
Una serie considerada unánimamente como una de las mejores en la historia del fotoperiodismo mundial. Bischof, un grandísimo fotógrafo con profundos conocimientos artísticos, elige siete fotografías muy variadas y diametralmente opuestas de sus viajes alrededor del mundo en los años cincuenta: niños peruanos, poblados andinos, un templo de Tokyo, escenas de la vida en Camboya, una bailarina de Bombay o un estanque japonés. Dos de las fotografías de la serie se han convertido en iconos de la historia de la fotografía, como ésta del niño húngaro llorando o el flautista solitario de los Andes.

En esta serie de fotografías se percibe a un Bischof que ha encontrado en el fotoperiodismo su senda vital, dedicándose a crear unas bellísimas imágenes con extraordinario nivel de perfección técnica y compositiva, incluso en las circunstancias más extremas, complementadas con un humanismo y un profundo respeto por las personas fotografiadas. Las imágenes destacan por sus matices y contrastes tanto en la composición como en las tonalidades del blanco y negro.

Bischof y Magnum Photos
Bischof perdió la vida con tan sólo 38 años, nueve días antes que Robert Capa, en un accidente de automóvil en Los Andes, en donde estaba realizando un reportaje para Magnum. Su obra, producida en tan sólo 18 años, ha alcanzado los más altos niveles de calidad tanto por su perfección técnica como por su alto compromiso social.

En un primer momento Bischof quería ser pintor, pero su familia se opuso. Adquirió renombre internacional tras la publicación en 1945 de un reportaje sobre la devastación causada por la II Guerra Mundial. Posteriormente recorrió Europa Occidental para documentar las consecuencias de la contienda y hasta 1954 viajó por todo el mundo realizando reportajes para las revistas Life, Du, Picture Post, Observer y Fortune.

En 1949 se une a la agencia Magnum. Su reportaje Hambre en la India (1951) además de contribuir a la aceleración de la intervención humanitaria, le hizo mundialmente famoso. Consiguió estar presente en los principales escenarios: Guerra de Indochina (1952), Coronación de Isabel II de Inglaterra (1953) y Guerra de Extremo Oriente (1953). Las imágenes de esos viajes se utilizaron en reportajes publicados en grandes revistas de todo el mundo.

5. Gandhi. Henri Cartier-Bresson (Chanteloup-en-Brie,1908 – Montjustin, 2004)
Gandhi el día antes de su asesinato. Birla House, Delhi, India, 1948. © Henri Cartier-Bresson / Magnum PhotosEste reportaje de Cartier-Bresson constituyó el cuerpo central de la exposición. En él muestra las dieciocho fotografías de su legendario portfolio “Gandhi”, realizado en 1948, y que muchos expertos consideran la obra cumbre del fotoperiodismo mundial.

En él, el artista se ubica con su Leica telemétrica en el epicentro de las multitudes narrando fielmente los últimos días de vida y el funeral de Gandhi. La secuencia fotográfica no puede ser más completa: la víspera de su asesinato, el anuncio de su muerte por el Primer Ministro Nehru, el pueblo durante el cortejo fúnebre, su cremación y el dolor de sus miles de seguidores mientras observan el esparcimiento de sus cenizas en el río Summa.

Fruto de varios años previos de contacto diario con Gandhi y sus familiares y allegados, el artista logra una empatía y una confianza ciertamente increíble, hasta el punto de que parece que no estuviera presente mientras dispara. Esta serie constituyó la base para el reportaje aparecido como testimonio póstumo a Gandhi en la revista Life en febrero de 1948.

Cartier-Bresson y Magnum Photos
«La cámara es para mí un cuaderno de dibujo, un instrumento de intuición y espontaneidad; esa maestra del instante que, desde la perspectiva de lo visual, pregunta y decide simultáneamente… ».
Henri Cartier-Bresson

Cartier-Bresson estudió pintura y muy pronto desarrolló una fuerte fascinación por el surrealismo. Fue en 1932, durante un viaje a Costa de Marfil, cuando comenzó su pasión por la fotografía y la cámara Leica, pasión que le acompañaría el resto de su vida. Además de la pintura y de la fotografía también se interesó por el cine, y fue ayudante de dirección de Jean Renoir.

Fue otro de los socios fundadores de Magnum. Él se había definido toda su vida como artista, y Robert Capa le advirtió: “si te etiquetan como fotógrafo surrealista te quedarás en eso. No te darán un encargo. Serás como una planta de invernadero. Defínete como fotoperiodista y harás lo que quieras”.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue fotoperiodista de la Armada Francesa y en 1940, tras haber sido hecho prisionero de guerra se unió a una organización clandestina dedicada a ayudar a prisioneros y fugitivos. En 1945 fotografió la liberación de París junto a un grupo de periodistas profesionales, filmando después el documental Le Retour (El regreso) sobre la vuelta de los prisioneros de guerra.

En paralelo, realizó para la editora Braun una serie de retratos de artistas, pintores y escritores como Matisse, Bonnard, Braque, Rouault, Claudel; entre otros.

En 1947 cofundó en Nueva York la agencia Magnum y hasta 1950 viajó por Europa y Oriente (China, India, Birmania, Paquistán e Indonesia), fue el primer fotógrafo que visitó la URSS y realizó reportajes para las grandes revistas del mundo.

A partir de 1968 su actividad fotográfica disminuye y centra su trabajo en el dibujo y la pintura. En 2003 creó en París, junto a su esposa y su hija, la Fondation Henri Cartier- Bresson para la conservación de su obra. Cartier-Bresson recibió un sinfín de premios, distinciones y doctorados honoris causa. Murió el 3 de agosto de 2004 en su domicilio de Provenza semanas antes de cumplir noventa y seis años.

6. Niños Vieneses. Erich Lessing (Viena, 1923)
© Erich Lessing/Magnum Photos. Wienerwald, Austria, 1954Erich Lessing, toda una institución al reflejar la devastación provocada por la Segunda Guerra Mundial, expone fotografías serenas y alegres de niños vieneses durante la ocupación alemana, ajenos al duro momento que se estaba viviendo. Niños observando inocentemente a la policía mientras realiza maniobras de guerra, jugando en la frontera, en el ayuntamiento o entre los tanques instalados en las calles, los niños cantores de Viena durante alguna presentación o el primer plano de un niño bebiendo un enorme vaso de cerveza mientras observa el entorno. Los críticos describieron aquella serie de imágenes como «unas escenas de niños maravillosamente observados».

Lessing y Magnum Photos
Nacido en Viena, como otros fotógrafos del grupo Lessing tuvo que huír de la ocupación nazi, en este caso a Israel. Estudió radio en Haifa, trabajó en un Kibutz e incluso trabajó de taxista. En la II Guerra Mundial sirvió en el ejército británico como aviador y fotógrafo.

Fue invitado a incorporarse a Magnum por David “Chim” Seymour, uno de los fundadores de la agencia, de la que se convertiría en miembro titular en 1955.

Lessing cubrió acontecimientos políticos en África del Norte y Europa e informó sobre el inicio de la era comunista en la Europa Oriental para Life, Epoca, Picture Post y Paris- Match. Sus imágenes de la revuelta húngara de 1956 le valieron el Premio de los Editores de Arte Norteamericanos.

A mediados de los cincuenta, decepcionado con el poder del fotoperiodismo como motor de cambio, volvió la mirada hacia el arte, la ciencia y la historia. Se especializó en fotografía en color de gran formato, publicando más de cuarenta libros y consolidándose en todo el mundo como fotógrafo cultural.

Ha recibido innumerables premios y es miembro de la Comisión Internacional de Museos de la UNESCO y del CIDOC, su división de información. Lessing reside en Viena.

La serie consiste en un reportaje del rodaje de la superproducción hollywoodense Tierra de faraones, estrenada en 1955. El director Howard Hawks pensó inicialmente en Capa, quien rechazó el encargo. Las fotografías corresponden a la época de sus inicios profesionales, y Haas deja su particularísimo sello intentando plasmar con la mayor verosimilitud posible la esencia del antiguo Egipto, verificando la máxima de que mediante la fotografía puede revelarse todo un universo dentro de un universo a través de una abstracción de ideas. Haas practicaba la fotografía rompiendo casi todas las normas académicas: disparaba contra el sol y fuera de foco para jugar con los reflejos y las texturas, y aunque ejerció la fotografía documental, en cada toma hay una interpretación personal.

Las imágenes, realizadas en exteriores bajo las condiciones más duras imaginables, dan fe de las peripecias del rodaje: el calor del desierto, planos generales de miles de figurantes, tormentas de arena y el mes de ayuno del Ramadán convirtieron el rodaje en una tortura para los más de 4.000 participantes, mayoritariamente musulmanes y en un reto para el fotógrafo. El reportaje fue publicado en Life.

Haas y Magnum Photos
© Ernst Haas. Magnum Photos. Rodaje de Tierra de faraones, Egipto, 1954Haas se unió a Magnum Photos en 1949, tras haber publicado, primero en Heute y luego en Life, un reportaje sobre el regreso a Viena de los prisioneros de guerra, lo que le valió una invitación de Robert Capa para formar parte del grupo.

En 1953 Life publicó Images of a Magic City (New York), su primer gran fotoensayo en color, que dio inicio a su carrera como fotoperiodista en revistas de prestigio como Look o Vogue.

Al igual que a Cartier-Bresson, también le interesó el cine. En 1964 fue director de fotografía de la película La Biblia de John Houston y, posteriormente, de Pequeño gran hombre, protagonizada por Dustin Hoffman.

A comienzos de los setenta empezó a enseñar fotografía en talleres y en 1976 inauguró la galería Space junto a los fotógrafos Jay Maisel y Pete Turner, donde montó exposiciones en color. Vivió en Nueva York hasta su muerte, viajando por Europa y desarrollando trabajos publicitarios y periodísticos.

8. Hungría. Jean Marquis (Armentières, 1926)
Se trata de una serie de diez imágenes tomadas durante un viaje a Hungría en 1954. Las fotografías son de tinte costumbrista y muestran lugares como las ruinas del puente de Santa Isabel en Budapest, mujeres vestidas con trajes típicos, la ceremonia de celebración de Pentecostes en Galgahériz o un joven paseando plácidamente en triciclo por el río Danubio. Algunas de las fotos se publicaron en noviembre de aquel mismo año en el New York Times Magazine y en otros medios.

Marquis y Magnum
En 1949, Jean Marquis conoció a Robert Capa, quien apoyó su ambición de convertirse en fotoperiodista. Inició su carrera profesional trabajando para Pierre Gassmann, fundador y jefe de Picto (Pictorial Service), el primer laboratorio fotográfico de Europa.

Entre 1956 y 1971 Marquis fue miembro de Magnum haciendo reportajes por diversos países europeos. También trabajó para Time Inc., realizando reportajes sobre las guerras de la independencia de Marruecos y Argelia, y de varios acontecimientos culturales franceses (entre ellos “mayo de 1968”). Hizo también fotografía de escenas para algunas películas.
Su última gran exposición fotográfica se realizó en 2001 en el Centre Régional de la Photographie de Douchy-les-Mines, en el norte de Francia.

Catálogo de la exposición y diseño expositivo
El catálogo "Magnum’s First" recoge una cuidada selección de 43 obras pertenecientes a la exposición. Incluye, además, un interesante texto firmado por Christoph Schaden, el experto en fotografía encargado de la investigación tras el hallazgo de la exposición en el Institut Français de Innsbrück.

El diseño expositivo, obra Enrique Bonet, supone la inmersión del visitante en un almacén de postguerra. El color y la textura del cemento dominantes en la sala, el hierro, el uso controlado del color rojo y una inquietante iluminación obra de Carlos Alzueta, nos transportan a esa Europa recién salida de la II Guerra Mundial.

Sobre Magnum Photos
Magnum Photos fue creada en Nueva York en marzo de 1947 como una cooperativa de fotógrafos que tenía un doble objetivo: por un lado, hacer una nueva forma de fotoperiodismo; y por otro, crear por primera vez una agencia independiente al margen de las grandes empresas periodísticas, una autonomía total sobre los temas que iban a tratar y reservándose los derechos de propiedad intelectual.

La agencia fue fundada por el húngaro Robert Capa, el francés Henri Cartier-Bresson, el polaco David Seymour, el británico George Rodger y el norteamericano William Vandivert. Así, cada uno de ellos se hizo cargo de la gestión de un continente: David Seymour Europa , Cartier-Bresson Asia, y Vandivert América, a excepción de George Rodger que se encargó de África y Oriente Medio. Robert Capa asumió la coordinación de esta cooperativa que en poco tiempo se convirtió en la agencia de fotografías más importante del mundo.

Para los fotógrafos de Magnum era fundamental tener libertad para elegir sus propias historias y trabajar en ellas durante largos períodos de tiempo. Creían que los fotógrafos tenían que tener su propio punto de vista y no debían ser controlados por el editor de una publicación. Por otro lado, deseaban materializar en sus trabajos los fundamentos bajo los que se crea Magnum Photos: la proximidad al objeto, el momento oportuno y el ojo fotográfico. Los nuevos enfoques de Magnum Photos pondrían fin a la representación artificial y escenificada de la realidad y darían paso a un enfoque más humano, directo e imaginativo.

La “familia Magnum” crece, y la agencia acoge a tres jóvenes miembros austriacos: Inge Morath, Ernst Haas y Erich Lessing. Tras las muertes de Capa y Bischof y la dimisión de Vandivert, la agencia decide en 1955 crear una exposición con la que, por un lado mostrar los nuevos fundamentos fotográficos de Magnum, por otro servir de trampolín de las nuevas promesas de la agencia, y finalmente rendir homenaje a los miembros que ya no estaban con ellos. Así nació esta primera exposición de Magnum Photos, que se presentó bajo el título de Gesicht der Zeit (El rostro del tiempo) y que recorrió varias ciudades de Austria.

En palabras de David “Chim” Seymour: “No se puede considerar que el grupo Magnum sea una escuela homogénea de fotografía, pues incluye todo tipo de talentos individuales y de enfoques técnicos e intereses creativos. Dicho lo cual, sí presenta una especie de unidad, una unidad difícil de definir pero que, no obstante, está ahí. Hay una gran afinidad entre los fotógrafos de Magnum desde el punto de vista de la integración fotográfica y el respeto por la realidad, la aproximación a los intereses humanos y la búsqueda del impacto emocional, el cuidado por la composición y el encuadre y la conciencia de una continuidad narrativa”.

Actualmente Magnum Photos cubre la información en todo el mundo y cuenta con representación en la mayoría de los países, con sedes en Londres, Nueva York, París y Tokio. Sus fondos superan el millón de imágenes.

«Cuando Robert Capa propuso bautizar al grupo que acabábamos de fundar como Magnum, todos nos mostramos inmediatamente de acuerdo. Teníamos la sensación de que era el nombre adecuado: a la vez que expresaba esa vida en pos de grandes imágenes sugería la alegría representada por una gran botella de champán y una buena fiesta»

David “Chim” Seymour


Magnum's First
Del 23 de octubre de 2013 al 19 de enero de 2014
Entrada libre: Laborables y festivos: 11:00 - 20 h. / Miércoles: hasta las 15 horas.

Comisario: Andrea Holzherr
Exposición producida por la Fundación Canal en colaboración con Magnum Photos.
Colabora: Canopia

Actividades complementarias (Información en www.fundacioncanal.com)

  • Fichas didácticas para el profesorado de E.S.O y Bachillerato.
  • Visitas- taller para familias.
  • Visitas guiadas y visitas privadas

Fundación Canal
Mateo Inurria, 2
www.fundacioncanal.es

Prensa Fundación Canal