Miércoles, 18 de Octubre de 2017

Usted está aquí: Archivo 2010 Hiperespacialismo, Vincenzo Castaldo y Enrico Armas

Hiperespacialismo, Vincenzo Castaldo y Enrico Armas

Correo electrónico Imprimir

Manifiesto del Movimiento Hiperespacialista Universal

Luego de cuarenta años, los artistas no podemos seguir ignorando un acontecimiento tan trascendental como el alunizaje del hombre en nuestro satélite natural. Es necesario que finalmente tomemos conciencia de que el hombre se ha convertido, o ha vuelto a ser, un viajero cósmico, de la misma manera como ya lo fuera, probablemente, en un pasado remoto o quizás más reciente. Es posible que el hombre desembarcara sucesivamente en la superficie terrestre arribando desde otros mundos, otros tiempos y otras dimensiones; se estableciera en la Tierra, se regresara a su lugar de origen y volviera a la Tierra una o varias veces, por propia voluntad o por necesidad, mezclándose con las civilizaciones existentes, en similitud con cuanto hicieron los europeos en sus desembarcos en América en el siglo XV, siendo confundidos por los nativos como hombres estelares.

El rápido transporte de la materia, la transmisión casi instantánea y siempre más real de imágenes, sonidos y comunicaciones; la tecnología cibernética, la del "Full Color", del vídeo y de la música "Dolby Surround" cada vez más accesible en cualquier lugar, ofrecen nuevos horizontes para la creatividad del artista visual y del artista en general, con posibilidades jamás vividas e ilimitadas para la investigación y búsqueda de nuevos lenguajes y para la realización de un arte total Hiperespacialista que condense en si todas las artes, adecuado a una civilización terrestre que se apresta a formar parte de la civilización estelar cósmica.

El Hiperespacialismo rompe definitivamente el cordón umbilical que durante milenios tuvo al arte ligado a La Tierra. Los Hiperespacialistas se declaran precursores de la Era Cósmica, y aún más que precursores, se declaran iniciadores de la Era Cósmica en el campo del Arte. Consideran el Arte no como una simple expresión de emociones individuales, sino más bien como la celebración de un rito de valor colectivo y consideran que la creación del artista debe recuperar y alcanzar un significado casi sagrado, solemne y eterno. Los hiperespacialistas se sirven del arte para preparar el espíritu humano a afrontar la exploración del espacio cósmico y los viajes entre las estrellas.

El Hiperespacialismo no es sólo arte, sino un movimiento de pensamiento fundamentado en la teoría de que la humanidad está destinada a un eterno vagar por el Universo, cuyo objetivo no se limita a alcanzar niveles superiores de civilización, sino también a la consecución de una espiritualidad y ética cada vez más elevada; por ello está abierto a todas las artes y no sólo a las artes visuales.

La arquitectura, la literatura, la música, el cine, etc., tendrán que enfrentar, tarde o temprano, la realidad de un hombre y una civilización cósmica, proyectándose con la imaginación hacia el futuro, prefigurándolos como realidad de ciencia ficción, o bien recurriendo a recuerdos sepultos en remotos rincones de la memoria cósmica ancestral de la humanidad, reviviéndolos como un “flashback” de una historia fílmica.

Los hiperespacialistas creen que la pintura siempre ha sido y sigue siendo la más auténtica expresión visual del espíritu humano. La obra pictórica Hiperespacialista, basada en una proyección del hombre hacia el infinito, no puede estar limitada por un marco. Sus características son:

• La obra parece estar flotando en el vacío ingrávido. Ello debido a que no tiene líneas verticales y horizontales contrapuestas que, como coordenadas terrestres, evocarían estabilidad gravitatoria.
• Presenta un contorno quebrado e irregular, con predominio de ángulos agudos desde los cuales emergen líneas de fuerza que se proyectan hacia centros de atracción externos indefinidamente lejanos.
• El conjunto de la figuración se condensa en un solo lado para dejar, al otro lado, amplios espacios abiertos al exterior donde se posiciona el espectador, ello para incorporarlo y hacerlo partícipe de la realidad representada.
• La obra se presenta como una porción o como un ensamblaje de varias porciones de espacios enormes que tienen como estructura el vórtice, el elipsoide, la esfera, el paraboloide, el hiperboloide y cualquier otro volumen adecuado a la forma infinita del universo, que nunca podrá tener contornos que no sean curvos.
• Tiene la peculiaridad de permitir al espectador, a través de una parte, intuir la estructuración del todo y captar su grandiosidad.

Los temas hiperespacialistas se refieren al pasado, presente y futuro cósmico de la humanidad. Se citan algunos:

• Paisajes desérticos, naturales o artificiales, de planetas o áreas jamás exploradas.
• Distorsión de las formas que atraviesan fronteras dimensionales espacio-tiempo.
• Desastres terríficos, explosiones astrales, etc.
• Encuentros cercanos con “ufo” y extraterrestres.
• Transformación de microcosmos en macrocosmos y viceversa.
• Plataformas espaciales y grandiosas ciudades artificiales.
• Mensajes codificados de civilizaciones extraterrestres.
• Arquitecturas nuevas de mundos nuevos.
• Símbolos religiosos y espirituales de poblaciones cósmicas.
• Humanos y terrícolas observados y/o espiados por extraterrestres, o viceversa.
• Exploración de las fronteras vida-muerte del hombre cósmico.
• Representaciones alusivas a formas no corpóreas.

La obra pictórica Hiperespacialista, por sus características estructurales y porque narra sobre viajes estelares, puede definirse como "fragmento cósmico”.

Los hiperespacialistas autentifican sus obras, además del nombre terrestre, con un “cosmograma” personalizado, para testimoniar su esencia de artistas cósmicos.

Lugar –- Tiempo:
1101011-0101110-0001101-1110101-0101001 –- 0001-1100-0110-1110-1000-1100-0101-0100-1010-0001
(Caracas - Chieti - Pescara 5/06/2009)

Manifiesto redactado contemporáneamente en idiomas castellano e italiano.

Firmantes fundadores: Vincenzo Castaldo, Antonio Paciocco, Ettore Le Donne, Cesare Iezzi, Giuseppe Masciarelli.

Otros firmantes: Andrea P. Damiani, Alessandro Perinelli, Alessandro Carlini, Monica Pennazzi, Giovanni Boldrini, Sandra Di Marcantonio, ENRICO ARMAS

Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla


Hiperespacialismo, Vincenzo Castaldo y Enrico Armas
Casa de la Cultura Oswaldo Pérez Perazzo, Calle Sucre, diagonal a la Iglesia y Casa Parroquial, Casco Central de Baruta, Caracas.
Tel. 0212-943.1713.
Del 2 de septiembre al 22 de octubre de 2010
Inauguración: 2 de septiembre de 2010, 4pm
 

Portada
Concursos
Argentina
Chile
Colombia
España
México
Venezuela
Otros países latinoamericanos
Mundo

Estás en nuestro ARCHIVO.
Consulta información
actualizada aquí