Miércoles, 26 de Julio de 2017

Usted está aquí: Archivo 2008 Colectiva de pintura: El rostro como tema

Colectiva de pintura: El rostro como tema

Correo electrónico Imprimir

Cabezas (Los retratos de San Lunes)

How many love your beauty with love false or true,
But one man loved the pilgrim soul in you,
And loved the sorrows of your changing face.
W B Yeats

CabezasLa selección de pintura que ahora se presenta es mucho más que una colectiva casual de artistas coincidentes, de colegas más o menos contemporáneos o de pintores que, unidos de repente por la amistad, se hayan puesto de acuerdo en un tema estándar. En todo caso, Cabezas es más bien un corte de trabajo en la historia reciente de un taller que, en efecto, está conformado gloriosamente por artistas más o menos contemporáneos, reunidos por la coincidencia de practicar, con amistad, el arte lateral de la pintura de estudio. El resultado asombra, pues deja en los espectadores la impresión de sencillez contundente y auténtica que irradia cualquier tipología, en esta ocasión, de rostros.

Desde los años ochenta, durante los noventa y hasta la fecha, el grupo de pintores -en el que algunos ya no están y otros se integraron-, se ha venido reuniendo una noche a la semana para pintar un cuadro en cada encuentro. Este taller se enfocó, en un principio, al dibujo y después sobre todo a la disciplina pictórica. Con excepción de los referentes visuales: la presencia de modelos vivos en el interior del estudio o el trabajo ocasional en campo frente a paisajes, las reglas del juego bajo las cuales funcionan las sesiones no siempre fueron las mismas: ha habido trabajo con poses de corta y larga duración; con modelos profesionales, aficionados e improvisados; se ha producido obra en tela y en papel; a veces, se ha dedicado un momento, al término de la sesión, para comentarios críticos y autocríticos; en fin, algunos de los asistentes han dejado intactas las pinturas mientras que otros han retrabajado los cuadros días después.

En el año 2000, el Museo de Arte Moderno de México presentó una muestra de piezas del taller de aquél entonces llamada Paisaje, Desnudo. Una Nueva Academia. Para Cabezas el elenco de pintores ha variado considerablemente y ahora podemos ver trabajos de Manuela Generali, Yolanda Mora, Mauricio Sandoval, José Antonio Hernández, Boris Viskin, Arturo Elizondo, Ernesto Zeivy y Daniel Lezama. Sólo los últimos dos estuvieron en la exhibición del MAM y hay que decir que esta vez la selección de obra encontró un tópico visual más preciso: el sample de fisonomías. Todos los artistas que asistieron a una misma sesión pintaron al mismo modelo, de ahí que el público pueda estar en condiciones de tener una recepción de pintura comparada.

CabezasAl mirar los cuadros, pareciera que el célebre tópico moderno del pintor frente al modelo nos resulte insustituible para dar cuenta de las múltiples relaciones que estos artistas han entablado con el ejercicio del mimetismo, que fue, en el fondo, el modelo por definición. Hay aquí ocho maneras disímbolas de lidiar con la apariencia e historia personal de quienes han posado, más todos los modos en que uno sólo de los pintores encaró una sesión tras otra. El efecto, entonces, es muy energético dada la diversidad babilónica de tácticas, estrategias y soluciones pictóricas ejercidas por cada uno de los talleristas.

En cuanto a los que posaron, figuran los mismos asistentes al taller, otros artistas visuales y escritores, algún crítico, familiares y amigos. Señalar esto es importante si tomamos en cuenta que pintores como Francis Bacon, Lucian Freud, Elizabeth Peyton, Frances Turner o John Currin reinventaron la revelación visual, al fundamentar su corpus pictórico en el hecho de representar personajes pertenecientes al entorno social del que ellos mismos eran integrantes. Por otro lado, no debemos olvidar lo obvio, que el motivo de la cabeza protagoniza muchos capítulos de las historias universal y local del arte y que, por lo tanto, es una figuración que ocupa sitios inmemoriales vigentes en el imaginario colectivo: está en Pascua, Mesoamérica, África negra, Iberia, Grecia; en las obsesiones formales de la vanguardia europea de principios del siglo XX; en múltiples cinematografías y en las industrias del entretenimiento y la moda: pero también –y eso es lo que este taller de la Condesa representa aquí- en el núcleo de la trama sentimental y psicosocial de todos los días, ya sea en la dimensión pública de las vidas más gregarias, ya en el retiro del solitario que es testigo continuo de las mutaciones de su rostro.

Erik Castillo

Del 14 de diciembre de 2008 al 14 de marzo de 2009

Café La Gloria
Vicente Suárez 41-d, Col. Condesa, México, D.F
tel. +52 (55) 5211 4185 | galeriacafelagloria(arroba)yahoo.com

Fuente: Prensa Café La Gloria

Portada
Concursos
Argentina
Chile
Colombia
España
México
Venezuela
Otros países latinoamericanos
Mundo

Estás en nuestro ARCHIVO.
Consulta información
actualizada aquí