Sábado, 29 de Abril de 2017

Usted está aquí: Archivo 2007 La belleza de lo nulo

La belleza de lo nulo

Correo electrónico Imprimir

El próximo sábado 15 de diciembre Rocío Gordillo presenta la exposición "La belleza de lo nulo" en Kunsthaus Santa Fe.

Rocío Gordillo estudió la licenciatura en artes visuales en el Instituto Allende y desde su titulación en el 2004 vive y trabaja en su natal Ciudad de México.

A pesar de su corta carrera ha avanzado en una dirección clara, que de alguna manera determinó la formación académica que obtuvo bajo la guía de excelentes maestros. Desde su graduación se ha concentrado en el retrato, género clásico de la pintura, que Rocío aborda con una ironía especial, con nuevas inquietudes, con perspicacia y divertimento en un continuo deseo por encontrar y construir nuevas realidades plásticas.

En una exposición colectiva en Kunsthaus, antes de dejar San Miguel de Allende, Rocío usó para sus pinturas, autorretratos con sus propias muecas y gestos. Optó por una pintura realista del ser humano que se distorsiona ante la cámara, en un "hazme reir" que funciona casi para todos. Tras un viaje a la India realizó retratos anónimos sobre fondos abstractos con un bello juego de colores. Hizo retratos de máscaras de goma que pintó desde diversos puntos de vista. En el 2007 expuso en la galería La Estación en Chihuahua, "Acciones para no olvidar", una serie de retratos de parejas de amigos que a través de expresiones de cariño y ternura se tocan, se pellizcan , se besan o se aplastan.

En estos años además de la pintura, también ha conocido de cerca la escena del arte contemporáneo en la ciudad de México. Ha establecido amistades con artistas jóvenes egresados de La Esmeralda, trabajó en el Museo Rufino Tamayo y en Arroníz, Galería de arte contemporáneo.
Para esta exposición "La belleza de lo nulo" Rocío continua sus investigaciones sobre el retrato. Con la idea de deconstruir la cara de una persona, Rocío retrató a sus amigos con la cámara. Después imprimió las fotos en papel , las dobló, las hizo una bola, un pedazo arrugado que pasó a la pintura. El rostro de la o las personas es otro completamente, no es una cara, es algo entre grotesco y gracioso. Nunca encuentras nada realmente completo, hay siempre un corte , un doblez, como encontrar dos o mas cosas en el mismo objeto. En estas pinturas se teje un nuevo carácter fantástico con las sonrisas, los ojos, los cachetes , las bocas, el cabello, todo alterado en saltos y extrañas proporciones.

Parece por momentos que solo hay un ojo que te mira, o una media boca sin aliento, algo que no es.humano mas bien mutante.

Estas pinturas construyen en su proceso nuevos personajes a través de este ritmo de fragmentación y reconstrucción de los pedazos que conforman un nuevo rostro. Quizás Rocío no sabe cuan compleja situación ha abordado. De alguna manera el humano es ahora una cosa, podrían ser una serie de naturalezas muertas. Rocío tiene la mueca en la risa en el alma, usa su pintura para asegurar la misma en el espectador.

Desde el sábado 15 de diciembre del 2007 hasta el 30 de enero del 2008

Fuente: Prensa Galería Kunsthaus Santa Fé

Galería Kunsthaus Santa Fé
Santa Fe #22-A, Col. Allende
San Miguel de Allende, Guanajuato, México
Tel./Fax: 52-4151525608
www.kunsthaus.org.mx

Portada
Concursos
Argentina
Chile
Colombia
España
México
Venezuela
Otros países latinoamericanos
Mundo

Estás en nuestro ARCHIVO.
Consulta información
actualizada aquí